Investigación

Femicidio de Pamela: qué obligaciones tenía el acusado con la joven en su embarazo

La jueza de Paz de Calingasta, Roxana Espín detalló qué medidas preventivas se acordaron en 2018, tras confirmarse que los jóvenes iban a ser papás.
miércoles, 26 de febrero de 2020 12:38
miércoles, 26 de febrero de 2020 12:38

Ante el presunto femicidio de Pamela Rodríguez, que conmocionó a Calingasta en la madrugada del 23 de febrero, se conocieron nuevos elementos que son considerados en la instrucción de la causa. Se trata de las medidas preventivas que se tomaron el 31 de octubre de 2018 en el Juzgado de Paz Letrado de Calingasta, a cargo de la Dra. Roxana Espín.

Vale destacar que la adolescente de 17 años murió desangrada después que el acusado, su expareja Ángelo Castillo ingresara a su casa mientras dormía y le clavó un cuchillo en el cuello. En la habitación estaba el hijo de ambos, un bebé de sólo 3 meses.

El 24 de octubre de 2018 Pamela Rodríguez completó un formulario de protección en la Seccional 16 de Calingasta, el cual fue firmado por su madre. El 25 de octubre ingresó al Juzgado de Paz y el mismo día se libró una citación para el día 26 de octubre de 2018, tanto para la madre como para su hija.

El 31 de octubre de 2018, la jueza Roxana Espin resolvió:

1- Prohibir a Ángelo Castillo el acercamiento y comunicación respecto de Pamela Rodríguez.

2- Abstenerse de toda conducta que implique agresión o molestia alguna a través de cualquier medio: llamadas telefónicas, redes sociales o cualquier otro tipo de comunicación.

3- Castillo y Rodríguez debían concurrir a un programa de abordaje terapéutico, iniciando terapia con profesional en psicología.

Ante el test de embarazo positivo de Pamela Rodríguez, el 28 de noviembre de 2019, en la sede del Juzgado de Paz, la Jueza y el Equipo Interdisciplinario de Niñez Adolescencia y Familia se reunieron con los jóvenes y sus progenitores. En esa reunión se acordó mantener las medidas preventivas, salvo en lo relativo a la comunicación referente al embarazo.

En ese caso, se informó que Castillo debía aportar lo necesario para que Pamela Rodríguez pueda realizar controles, estudios médicos, alimentación indicada por nutricionista, vitaminas, y otras necesidades. Esta medida se tomó con el fin de generar responsabilidades parentales en los adolescentes y garantizar el normal desarrollo del embarazo.

Castillo se dedicaba a cuidar cabras en un puesto y se supo que la última acción que realizó en un organismo, antes del femicidio, fue pedir un bolsón de mercadería en el municipio.

Comentarios

Otras Noticias