Justicia

"Dios existe y se hizo justicia": la madre de Kevin Guevara, conmovida por la condena a los acusados

Tras conocer el fallo, Ivana Agüero de Guevara señaló que "se hizo justicia, aunque a mi hijo no lo voy a ver nunca más"
miércoles, 09 de octubre de 2019 14:00
miércoles, 09 de octubre de 2019 14:00

Tras escuchar el fallo que condenó a los tres acusados por el crimen de Kevin Guevara a prisión perpetua, sus padres estallaron en llanto y agradecieron el apoyo recibido y que los jueces hicieron lugar al pedido de la fiscalía.

"Dios existe y mi Kevin va a descansar en paz. Les agradezco a todos los que nos acompañaron. Se hizo justicia aunque a mi hijo no lo vemos nunca más. Kevin ganó hoy. Se nos acabó la vida a todos desde mi marido a mis nietos. Mi hijo era un ser especial; todos sabían lo que él era. Nos hace mucha falta", destacó Ivana Agüero de Guevara en rueda de prensa, mientras recibía abrazos de familiares y amigos.

"Se condenó a los asesinos y espero que no salgan a hacer más daño. De sus familiares, no voy a hablar pero no tengo palabras por lo que hicieron. No sólo mataron a Kevin sin no que nos la sacaron a nosotros también", agregó.

Al salir a escalinatas de Tribunales a comunicar la sentencia, todos abrazaron a los padres de Kevin que levantaron en alto la foto de su hijo y no dejaron de repetir la frase: "Se hizo justicia; ganó Kevin". Con palabras entrecortadas, agradecieron a todos el apoyo y el acompañamiento permanente hasta este esperado día en el que se condenó a Marcos David Mercado (21), Ariel Washington Ochoa (22) y Ezequiel Trigo (21). Los tres fueron juzgados por Homicidio Triplemente Agravado.

Los tres acusados se abstuvieron de declarar antes de escuchar el fallo y no ocultaron su conmoción por la dura condena que deberán cumplir en el Penal de Chimbas.

La causa anteriormente era Homicidio en Ocasión de Robo pero la fiscal pidió el cambio de carátula y fue concendido. Así pasó a tener una nueva calificación con los agravantes de haber sido cometido con alevosía, en banda y criminis causa (matar para robar).

El juicio se desarrolló en la Sala Primera de la Cámara Penal y el único que reconoció el crimen fue Marcos Mercado quien dijo “estoy arrepentido, yo nunca quise quitarle la vida". 

Galería de fotos

Comentarios