Horror

La terrible muerte de un hombre que se comió una lagartija por una apuesta

Al principio, los médicos pensaron que se trataba de un problema gástrico, pero los síntomas fueron totalmente inusuales.
viernes, 05 de julio de 2019 00:00
viernes, 05 de julio de 2019 00:00

Realizar una apuesta de riesgo puede traer graves consecuencias, e incluso la muerte. Así fue lo que ocurrió con este hombre australiano, después de que se comió una lagartija.

David Dowell, de 34 años, murió en diciembre después de diez días de agonía y ahora su familia sigue pidiendo justicia por su muerte: “Fue una gran persona, fue la mejor persona que conocí, fue el mejor padre para nuestros hijos”, dijo su esposa.

Según informó el diario NY Post, Dowell era padre de tres hijos y aceptó el desafío de unos amigos, sin pensar que comerse una lagartija le iba a arruinar la vida.

Esto ocurrió el pasado 3 de diciembre e inmediatamente el hombre comenzó a sentirse muy mal. Su hermana, Hanna, comentó a The Brisbane Time que vio lo mal que se sentía y por eso decidieron llevarlo al hospital. Pero los médicos dijeron que esto “solo era un problema gástrico o resaca”.

Los estudios sobre Dowell siguieron, porque pasaban los días y su estado de salud no mejoraba. Fue entonces cuando le diagnosticaron salmonelosis, una bacteria que causa diarrea, dolores estomacales y fiebre.

A pesar de los tratamientos, los síntomas eran cada vez más preocupantes, hasta que comenzó a vomitar bilis verde, se le inflamó el vientre y su orina se volvió negra. Su hermana también dijo que parecía una persona de seis meses de embarazo, sus testículos se hincharon y emanaban líquido, pero los médicos decían que era normal.

Desde la familia consideran que el hombre de 34 años se terminó “pudriendo desde adentro hacia fuera”, y ahora exigen justicia para esclarecer su muerte, y la actitud de algunos médicos.

Fuente: Radio Mitre

Comentarios