Inglaterra

Nena recibió 24 puñaladas al defender a su mamá del ataque de su padrastro: ambas murieron

Este lunes el asesino recibió cadena perpetua. Ante el juez se conoció que la nena salió en defensa de su madre y por eso murió. La pequeña fue definida como una 'nena valiente'.
martes, 06 de noviembre de 2018 08:56
martes, 06 de noviembre de 2018 08:56

Tenía 11 años y no dudó en defender a su madre para evitar que ella muriera en manos de su padrastro. Sin embargo recibió 24 puñaladas y varios de los puntazos atravesaron órganos vitales, con lo cual sobrevivir fue imposible. Ella Dalby vivía en Gloucester, al suroeste de Inglaterra y el hecho conmocionó no solo a aquel país sino al mundo entero.

La nena de 39 kilos escuchó los gritos de su madre en la cocina mientras discutían. Pero lo que empezó siendo una pelea terminó con gritos desgarradores que hicieron que la nena se atravesara y alarmó a los vecinos que vivían en la zona. Laura Mortimer (31) murió desangrada producto del ataque de su pareja Christopher Boon. La pequeña trató de defenderla pero el agresor continuó con su impulso destructivo sobre ella.

La discusión que terminó en esto se habría originado por una infidelidad que ella descubrió y que derivó a que ella le pidiera el divorcio. El hecho sucedió el 28 de mayo pasado y ayer fue condenado a cadena perpetua con un mínimo de 29 años de prisión. Ante el tribunal, él se declaró culpable.

En el tribunal se conoció cómo fue todo aquel día dramático. "Cuando escuchó los gritos dramáticamente en la cocina, la nena salió de su cama y valientemente acudió en ayuda de su madre. Cuando llegó, presenció, al menos en parte, el ataque mortal a su madre. Luego Boon también la atacó a ella", explicó el fiscal Richard Smith QC.

Laura fue apuñalada 18 veces y tenía heridas defensivas. Lo mismo pasó con la nena que tenía 24 puñaladas y signos de tratar de evitar el desenlace. 

Después del ataque, Boon salió de la propiedad y llamó a su madre para contarle lo que había hecho. Pero cuando fue entrevistado por la policía, negó cualquier recuerdo del ataque y no mostró ningún remordimiento.

Una semana antes del ataque, la mujer había sufrido un hecho violento por parte de su pareja y se lo contó a una amiga por mensaje de texto: "Tuve que huir de mi casa". En una llamada telefónica a la amiga, le contó que él "fue por ella" y golpeó fuertemente una pared de durlock a tal punto que le hizo un agujero y le dijo 'eso era para tu cara'.

Fuente: The Sun

Comentarios