Escocia

Snuffles, el perro de dos narices que nadie quiere adoptar

Es pura ternura. Tiene cuatro meses y ya pasó por cuatro familias que finalmente lo devolvieron por no ser estéticamente igual al resto de su raza: un pastor alemán.
domingo, 09 de febrero de 2014 00:01
domingo, 09 de febrero de 2014 00:01
Es pura ternura. Tiene cuatro meses y ya pasó por cuatro familias que finalmente lo devolvieron por no ser estéticamente igual al resto de su raza: un pastor alemán.
 
La historia de Snuffles conmovió en las redes sociales a penas se conoció. El cachorro vive hoy en un centro de perros sin hogar, en la ciudad escocesa de Glasgow.

"Él tiene un raro defecto congénito que le da la apariencia de tener dos narices. En vez de fundirse entre sí, tiene algún tipo de fractura. Es un defecto en el paladar, que hace que las dos partes de su nariz se puedan mover de forma totalmente independiente la una de la otra. Nunca había visto esta condición en otro perro durante mis 20 años de carrera", explicó la veterinaria Angela McAllister, quien trabaja en el centro de cuidados de canes, según publica el periódico británico Daily Mail y reproduce el sitio de Telefe Noticias.

Sandra Lawton, gerente del centro de cuidado de canes, aseguró que han recibido "cientos de perros de todas las formas y tamaños, pero nunca he visto nada como Snuffles. Es una pena pensar que este muchacho de naturaleza dulce no pueda encontrar el hogar lleno de amor que se merece, sólo porque no puede considerarse un perro bonito".

"Él es enérgico, cariñoso, amante de la diversión y adora a sus cuidadores. Pero necesita una familia activa, y por su carácter podría vivir con niños. Tal vez no haya sido bendecido con la mirada de Lassie, pero tiene un corazón de oro por lo que realmente puede presumir de ser un perro que vale millones de dólares", agregó el director del sitio donde Snuffles aguarda a su próximo propietario.

Comentarios