Gestiones diplomáticas

Mujica se reunió con el Papa Francisco por el conflicto entre Colombia y Venezuela

El encuentro entre presidente uruguayo y la máxima autoridad eclesiástica se proujo en el Vaticano. El cónclave duró aproximadamente 40 mintos. Además se valorizó la tarea de los sacerdotes en el país oriental.
sábado, 01 de junio de 2013 16:16
sábado, 01 de junio de 2013 16:16
Mujica, que es izquierdista y no creyente declarado, visitó por primera vez el Vaticano para esta entrevista con el papa argentino, a quien calificó como "un hombre austero", al hablar con la prensa tras la audiencia papal.

"Le transmití algunas preocupaciones, algunas conocidas, como lo que está pasando en Colombia, que yo le doy una importancia de carácter trascendente. Y cuando digo lo que está pasando en Colombia es el proceso de negociación que se está llevando a cabo", indicó Mujica. El mandatario informó que además le pidió al Papa por otra iniciativa de paz, porque "me pidieron en otra parte algo parecido", pero no precisó de dónde provino ese segundo pedido.
También "le transmití que le pido a la Iglesia que trate de dar una mano militante para luchar contra la pobreza", dijo Mujica a Télam.

En el mismo tono cordial usado por el mandatario uruguayo, el vocero vaticano, Federico Lombardi, dijo tras la audiencia que Jorge Bergoglio comentó que estaba "contento de haber encontrado a un hombre sabio".

El presidente uruguayo destacó que su visita al Papa también fue en atención a la "presencia" de la religión en la región. "Tomamos la decisión de venir a hablar fundamentalmente por nuestra manera de pensar y lo importante para América Latina que es la tradición cristiana", señaló.
En esa línea, destacó que junto al castellano, "la otra institución común a toda América es la Iglesia Católica".
El encuentro duró aproximadamente 44 minutos, durante los cuales el mandatario reconoció la labor de los distintos sacerdotes que en América Latina "dieron su vida por la igualdad y libertad".

Esta afirmación de Mujica marcó una sintonía con la decisión del dirio vaticano Ossevattore Romano de dedicarle un amplio espacio en su edición de hoy al obispo salvadoreño Oscar Arnulfo Romero, asesinado en 1980 por la dictadura de su país (ver recuadro).

Con la bandera uruguaya flameando en el Patio del Vaticano en medio de la lluvia que cubría esta mañana Roma y alrededores, el encuentro entre ambos jefe de Estado comenzó en tono cordial. "Gracias por venir a saludarme", dijo con calidez el Papa Francisco al salir a recibir a la antesala de su biblioteca a Mujica, que había salido temprano desde Madrid para llegar a la entrevista a las 11 en punto.

Ambos gobernantes dedicaron este primer encuentro a "ese amigo en común", como definieron a Alberto Methol Ferré, el fallecido filósofo y teólogo uruguayo que asesoró al general Liber Seregni en la fundación del Frente Amplio. "Nos ayudó a pensar", dijo Francisco. "Nos abrió la cabeza", agregó Mujica, fiel a su estilo.

A la hora de los regalos, luego de los rosarios bendecidos que se llevaron los miembros de la comitiva oficial uruguaya e incluso los periodistas que la acompañaban, Mujica donó una composición con tres estatuitas de gauchos y un libro de Alberto Methol Ferré titulado "La América latina en el siglo  XXI".

El Papa Francisco le entregó a su vez una copia del documento conclusivo de la asamblea de los obispos latinoamericano de Aparecida. "Puedes ver el índice, dijo el pontífice, y controlar los temas que te interesan".

El Papa le obsequió además un cuadro con los primeros planos de la Plaza de San Pedro, pero el regalo, es demasiado grande para la pequeña casa del mandatario. "Es un problema, ahí hay un periodista que conoce mi casa y sabe que mucho lugar no tengo", dijo entre risas. 
0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios