Historias

Ser mamá: el reinado coronado de amor de Giselle Fernández

La exreina nacional del Sol 2015, co-conductora de “Tomate la tarde” y psicóloga transita las últimas semanas de gestación y aguarda con ansias tener entre sus brazos a Federica. Un embarazo pleno y de mucha esperanza para la querida joven y su familia.
domingo, 18 de octubre de 2020 06:43
domingo, 18 de octubre de 2020 06:43

“Creo que cuando la sostenga en mis brazos, voy a derramar lágrimas de emoción”. Así se imagina Giselle Fernández que muy pronto dará a luz a Federica, su primera hija que ha significado una inyección de felicidad para su familia. La querida exreina nacional del Sol 2015, co-conductora de “Tomate la tarde” y psicóloga está radiante y destaca que, más allá de los cuidados con más atención por la pandemia de coronavirus, le hizo muy bien seguir trabajando en estos meses. Además, el amor de los televidentes y sus compañeros de su programa en Telesol ha sido un gran mimo para transitar la dulce espera.

“Estamos muy felices y nuestra hija es una bebé muy esperada; muy amada. Será la primera nieta y la primera sobrina por parte de mi familia y la primera bisnieta para mis abuelas adoradas. Por la pandemia, hablo mucho por teléfono con ellas que me cuentan cómo fueron sus embarazos, sus partos y la lactancia. Es un privilegio compartir con mis abuelas y sentir cómo Fede ha significado un shock de energía. Es mágico cómo mi bebé ha unido generaciones”, dijo Giselle a Diario La Provincia SJ.

En cada palabra se nota su dicha por el maravilloso momento que transita, entrando en su semana 35, y señala que supo que estaba embarazada el mismo día en que San Juan ingresó a Fase 1 de cuarentena por coronavirus. “Fue saber el resultado y encerrarnos por las medidas vigentes. Sin embargo, seguí trabajando y agradezco a mis compañeros, productor y jefes del canal que me cuidaron todo el tiempo. Es más, cuando volví al estudio lo hice por motus propio. Ellos me preguntaban: “¿estás segura, Giselle?”. Y yo les decía que me hacía muy bien. Es que soy inquieta por naturaleza y me gusta mucho trabajar”, destacó.

Por eso, no puede más que celebrar su embarazo y sentir que Federica llegó a su vida y a la de su pareja “en el momento en que ella tenía que llegar. En estos meses pude descansar cuando el aislamiento marcaba sus tiempos y reactivar mis actividades, bajo las formas en las que se permitía. Además, sólo tuve molestias en los primeros 3 meses y ese período lo viví con mucha calma. Es un embarazo hermoso; no me puedo quejar. Sobre los controles médicos fuimos muy rigurosos y en las ecografías pude estar acompañada por una persona así que mi pareja, mi mamá y mi hermana pudieron verla en distintos estudios”.

Giselle y Renzo esperan con ansias a Federica.

Si bien, Giselle y su pareja Renzo Gómez tenían el presentimiento que sería un varón, escuchar a su mamá afirmar lo contrario y el momento de la ecografía que les revelaría el sexo, los puso a pensar en un probable nombre de mujer. “Fue difícil elegir uno porque el que me gustaba a mí, a mi novio no le parecía. Entonces, el debate se definió minutos antes del entrar a la sala de ecografía. Allí nos dijeron: “es una nena” y entonces, ya la empezamos a llamar Federica”, comentó.

La pequeña es pura energía como su mamá y Giselle destaca que es muy activa de noche. “Cuando estoy haciendo el programa, es impresionante cómo se mueve. Parece que le encantan las luces, las cámaras y escuchar a la gente. Y en la noche, lo disfruta mucho también. Yo soy una persona bastante nocturna y mi pareja es DJ, entonces sentimos que será nuestra compañera ideal. Ahora bien, para hacerla dormir no sé cómo nos va a ir”, reconoce entre risas, la bella mamá que sólo tuvo antojos de mandarina, la fruta que se le volvió irresistible. “Olía a mandarina y deseaba con todo comer. La verdad es que tuve un antojo más que saludable”.

Giselle y su mamá, gran compañera y guía en su embarazo.

Ahora, se prepara para el momento más esperado. Ya tiene armado sus bolsos para el sanatorio, de cara al parto, y disfruta de las ecografías en las que ya vio la carita de Fede. “Tiene unos cachetes hermosos y la boca, igual a la de su papá. Es una emoción tan grande poder escuchar el latido de su corazón que no puedo más que tener una sonrisa gigante. Tuvimos un médico ecografista muy bueno que nos mostró su carita todas las veces y soñamos con poder llenarla de besos. Incluso ya está en posición y no dejo de esperar por un parto natural; pero será lo que tenga que ser y lo mejor para ella”, se sincera.

El baby shower fue sólo en familia, por la pandemia, pero lleno de mimos y regalos del entorno de Giselle y su pareja. En la foto, junto a sus papás y hermanos.

Cada vez más cerca del gran día, Giselle va equilibrando los tiempos de su trabajo en el canal de TV y también en su consultorio, ya que como psicóloga sigue asistiendo a sus pacientes con sesiones, ahora, por videollamada. “Es un privilegio para mí seguir trabajando. Mis pacientes son adolescentes y adultos y en esta etapa, crecieron las consultas de quienes se están preocupando por su salud mental; algo muy importante en esta pandemia que ha desafiado a las familias, sobre todo con la escuela. Es muy positivo. Ahora, se acerca mi tiempo de disfrutar a mi Fede a pleno. Agradezco muchísimo el amor de mi familia. Soy la hija mayor y mis papás me dicen que es inevitable no rememorar lo que ellos vivieron como papás primerizos. Estamos rodeadas de amor. Incluso los televidentes me esperaban en la puerta del canal para darme regalitos; gestos de mucho cariño. Ahí me doy cuenta cuánto llegamos a nuestro público y la conexión que tenemos”, señaló.

La abu paterna, feliz esperando a la pequeña.

Sobre su deseo para el día de la Madre, Giselle sólo pide “que mi bebé siga muy bien y nos regale muchas pataditas, sobre todo para mi mamá y mis abuelas que son nuestros grandes pilares. Saludo afectuosamente también a todas las mamás sanjuaninas, a las que gestaron a sus bebés en la panza y a las que lo hicieron con el corazón, así como aquellas que lo desean con ansias. Ojalá tengan el mejor de los días”.

Giselle junto a la abu materna, felices en la cuenta regresiva para recibir a la bebé.

 

Galería de fotos

Comentarios

Otras Noticias