Declaración

Hernández sobre la aprehensión de los chicos: "hay quienes consideran al coronavirus como un simple resfrío"

El subsecretario de Seguridad, Abel Hernández aseguró que los padres reaccionaron mal tras llevar a los chicos a la comisaría pero no dimensionaron lo que pasaba.
lunes, 20 de julio de 2020 15:33
lunes, 20 de julio de 2020 15:33

Este sábado en la tarde-noche, un grupo de adolescentes, de 12 a 14 años de edad, terminaron en la Comisaría Cuarta después de que personal policial los llevara por incumplir las medidas de distanciamiento social dispuesto por prevención del coronaviurs. Los chicos habían estado previamente en el shopping que queda sobre avenida Libertador en Capital y fueron vistos todos juntos en la puerta del lugar por personal policial que rapidamente actuó.

Sobre el hecho, el subsecretario de Seguridad de la provincia, Abel Hernández, aseguró que el llamado a los padres de los menores "fue practicamente inmediato". Además indicó que "los padres llegaron con todo el escándalo que se puede armar en la vía pública y el personal policial terminó vulnerable no solo con los insultos sino con la intimidación de grabar con los celulares".

"Desde que se inició la pandemia no solo tenemos que actuar en la ley en la mano sino con la parte educativa. Le cuesta a nuestro sanjuanino entender la situación debida que hay. Me refiero a todos los estamentos sociales. Hoy tenemos profesionales que nos cuestionan todo lo que hacemos porque consideran al coronavirus como un simple resfrío", señaló Hernández en radio AM1020.

Luego señaló que "hay un protocolo establecido" que hay que respetar y reconoció "que es sensible manejarse con menores y menos cuando el menor escandaliza y le dice al padre lo que pasó". Pero se actúa con prudencia y respetando la ley. 

"A los chicos se les marca la cancha", señaló Hernández quien subrayó que "hay procedimiento que tenemos que seguir que van más allá de pedir el documento. Más en este lugar que estaba cerca de la comisaría, intentamos evitar un mal mayor". 

Por otro lado explicó por qué no se esperó que llegaran los padres a la puerta del shopping a retirar a sus hijos. "La advertencia al padre es más seguro en la comisaría y no en la vía pública", señaló. 

"La gente explota y se pone para el equipo contrario por más que de la boca para afuera dicen otra cosa", agregó. 

Los niños fueron puestos a consideración de sus padres o tutores para que se fueran a sus casa y se labró un acta por contravención pero que no quedó en manos de la Justicia de Falta sino en la Justicia de Menores.

Comentarios

Otras Noticias