Investigación

Defensa de la familia de Celeste Luna: “por su contextura era imposible que manipule un arma”

Las letradas Sandra Leveque y Natalia Varaza investigan las circunstancias de la muerte de Celeste Luna, y señalan a su novio como el principal sospechoso.
martes, 14 de enero de 2020 07:15
martes, 14 de enero de 2020 07:15

En la investigación por la muerte de Celeste Luna, la joven de 22 años que falleció el pasado 15 de diciembre en el interior de Villa Hipódromo, las abogadas de la familia Luna, Sandra Leveque y Natalia Varaza señalan a Mallea, novio de la chica y miembro de la policía, como el sospechoso del hecho.

“Con la doctora Natalia Varaza nos constituimos en parte querellante en representación de la familia de Celeste. Queremos controlar la prueba, ofrecer pruebas y obviamente tener la información debida de la causa. Actualmente está a proveer que creemos que será después de la feria judicial. La información que tenemos es que el imputado Mallea fue indagado, aparentemente sin prestar declaración, y pasado al Servicio Penitenciario imputado por Homicidio Agravado”, aseguró Leveque a Diario La Provincia SJ.

“Entendemos que en este caso el homicidio se trata de un delito doloso que está cuádruplemente agravado por violencia de género, por el vínculo, si bien ellos no estaban casados, el Código Penal prevé la figura del artículo 80 inciso 1 cuando tuvieran una relación de pareja aunque no existiera convivencia, en este caso si hubo convivencia. Además, el otro agravante es que Mallea es miembro de la fuerza policial, y por último es por haber mediado el uso de un arma de fuego, donde las escalas penales se aumentan en este caso”.

Así, la defensa afirma que es contundente la comisión del hecho por parte de Mallea y por ello esperan que se dicte un auto de procesamiento en su contra. “La prueba que estaría incorporada a la causa sería la prueba de dermotest que habrían resultado que Mallea tenía restos de pólvora en su mano, en mayor proporción de la que tenía Celeste”, señaló Varaza respecto de las pruebas realizadas en el cuerpo de Celeste, en el arma y en el procesado.

“Otra de las cosas a las que apuntamos es el manejo del arma, Celeste nunca tuvo un arma en sus manos, no tenía ningún tipo de experiencia, a lo cual Mallea sí. Al ser funcionario policial estaba preparado para disparar un arma, destrabarla para que la bala quede en boca; estas circunstancias eran desconocidas por la víctima. Creemos que el disparo lo habría perpetrado alguien que tenía conocimiento de un arma de fuego”, agregó Leveque.

Por último Varaza confirmó que “Celeste tenía una contextura física determinada que hace que sea prácticamente imposible la manipulación del arma de esta manera, se trata de un arma aproximadamente de dos kilos. Además, sin tomar conocimiento de quitar el seguro que es un conocimiento propio de un funcionario de la fuerzas policiales. Son condiciones que hacen a que sostengamos que se trata de un homicidio agravado”.

Comentarios

Otras Noticias