Salud

La tristeza de Gimena Accardi: "mi papá está entubado y dormido"

El hombre tiene 62 años y padece una neumonía bilateral.
lunes, 7 de septiembre de 2020 00:50
lunes, 7 de septiembre de 2020 00:50

Gimena Accardi atraviesa uno de los peores momento en la cuarentena. Su papá, Hugo, viene luchando contra el coronavirus en Terapia Intensita y su salud es de lo más delicada. El hombre tiene 62 años y hasta que ocurrió esto, fue definido por la actriz como un hombre sano y deportista.

Actualmente transita los 18 días con covid-19, y padece una neumonía bilateral. "Esta entubado y dormido", aseguró la actriz a diario La Nación. "Mi papá sigue muy grave", expresó y subrayó que "hay que seguir rezando" para que se recupere y pueda salir adelante. 

El domingo 30 de agosto, la actriz contó en Twitter el mal momento que atraviesa con la salud de su padre muy delicada: “ahora que me volvió el alma al cuerpo puedo sentarme a escribir esto. Hace 11 días mi papá está internado por Covid positivo con neumonía bilateral, los últimos 7 días entubado en terapia y dormido, peleando entre la vida y la muerte. Mi viejo es un tipo sano, deportista, tiene 62 años y no se quiere jubilar porque se siente muy joven y ama su trabajo. Jamás tuvo problemas de salud, juega al fútbol con pendejos y muchas veces ganó el premio a la valla menos vencida porque ataja como los dioses y vuela en cada pelotazo cayendo al piso como un bailarín profesional”.

“Hace 6 meses que no lo veo por la cuarentena y aprendimos a comunicarnos por videollamada, desayunamos, almorzamos y hasta vimos partidos de fútbol de manera online. Después de 7 días dormido en el limbo que separa acá de allá, ayer abrió los ojos y despertó! Pasamos días y noches rezando en mil idiomas, gritándole al viento dale, vos podés, y pudo”, agregó.

El padre de la mujer de Nicolás Vázquez se encuentra internado en el Sanatorio Finochietto y hacia el personal de ese nosocomio envió palabras de agradecimiento: “es muy angustiante no poder estar presente o cerca del que está internado en estas circunstancias y recibir sólo un parte por día desesperante. Las horas se hacen eternas entre llamado y llamado. Gracias, todavía falta mucha recuperación, sigue internado y evolucionando de a poco”.

“También aprovecho para agradecer a todas las personas que sabían por rezar, meditar y visualizar en todos los idiomas y religiones posibles, nunca perdimos la fe. Y un gracias inmenso para mi compañero de ruta Nico Vázquez, por ser sostén, volante y contención en estas situaciones, por darnos tranquilidad y ser el puente de comunicación con los médicos. Por favor cuídense porque realmente se conoce poco de este virus y cada cuerpo reacciona distinto”, finalizó en aquella ocasión.

 

Comentarios

Otras Noticias