Actores y política

Florencia Peña: "Que mis hijos me recuerden como alguien que se jugó y no como una cagona”

'Sea quien sea el que venga, me gustaría, ojalá, que lo que se construya sea a partir de cosas que hemos ganado y que las cosas que no hemos ganado y no las hemos hecho bien o no han salido bien se puedan repensar', dijo la actriz.
martes, 03 de junio de 2014 12:07
martes, 03 de junio de 2014 12:07
Siempre aceptó los desafíos que la vida la enfrentó. Trabajadora y sincera. Así es Florencia Peña quien afirmó que no se arrepiente de haber expresado su simpatía por la gestión de Néstor Kirchner y Cristina Fernández de Kirchner. La actriz admitió  que vivió momentos difíciles y habérselas visto "negras en un momento" y destacó que pretende que sus hijos la recuerden "como alguien que se jugó por lo que pensaba y sentía, y no como una cagona".

"Sea quien sea el que venga, me gustaría, ojalá, que lo que se construya sea a partir de cosas que hemos ganado y que las cosas que no hemos ganado y no las hemos hecho bien o no han salido bien se puedan repensar. Ojalá los argentinos tengamos chances de construirnos un mejor país siempre", indicó en declaraciones a la radio Once Diez y reproducidas por agencia DyN
  "Cuando salí a apoyar determinadas cosas de este modelo, lo hice porque nunca me había pasado. Me gustó hacerlo, no me arrepiento de nada, y mirá que me las vi negras en un momento. Fue heavy, había mucho ataque porque fui la primera con un perfil popular", relató Florencia Peña

"Yo no estoy a favor del poder, estoy a favor de las cosas que me parece que están buenas, con las que no están buenas no estoy a favor", prosiguió, y agregó que en la Argentina "no" están "acostumbrados al debate" ni a que "los actores se pronuncien a favor de una idea".

Según Peña, "cuando me pasó a mí, que hasta ese momento era una comediante popular, medio 'frivolosa', se podía decir 'ésta que piensa, no se la juega por nada'. Yo no era eso en al intimidad. Me gusta hablar de política, soy una apasionada. Salí a decir 'ésta soy yo'".

"Quiero que mis hijos me recuerden como alguien que se jugó por lo que pensaba y sentía, y no como una cagona que, por miedo a lo que fuera a pasar, mejor no digo nada. Gano y pierdo siendo ésta que soy, pero en el balance mi vida es mucho más fructífera y feliz desde el momento que decidí ser más genuina conmigo. Había una brecha muy grande entre quien yo era realmente y como yo me mostraba", aseveró.

Fuente: La Razon

Valorar noticia

Comentarios