Neuquén

"Dejó de ser papá cuando comenzó a violarme", la triste historia de una joven que tuvo un bebé de su padre

“Su abusador”, como ella lo define, fue condenado a 9 años de prisión efectiva por haberla violado durante años.
viernes, 05 de abril de 2019 00:00
viernes, 05 de abril de 2019 00:00

Su hogar era un infierno. Su padre, el monstruo que la sometía a su disposición. Por una década, una joven neuquina de 28 años vivió un calvario en su propia casa. Recién ayer, tras llorar hasta el cansancio, como innumerables veces, sintió tranquilidad. “Su abusador”, como ella lo define, fue condenado a 9 años de prisión efectiva por haberla violado durante años.

En una entrevista con LM Neuquén, la joven recordó su infancia, adolescencia y juventud, signadas por lo que le hacía su padre y cómo tuvo que enfrentar un embarazo no deseado, producto de una violación, con 16 años.

De chiquita, su padre la dejó a ella y su hermano mayor con una madre sustituta, porque la mamá se había ido. Ella no aguantó el maltrato de esa mujer y con 5 años decidió ir a vivir con su padre, sin imaginar el "mostruo" que era.

“Dejó de ser mi papá cuando comenzó a violarme”, destacó la joven y recordó que los abusos comenzaron en quinto grado. “Sentía rechazo y vergüenza de mí. No me gustaba lo que me hacía, no entendía. Antes no les explicaban a los niños qué es un abuso”, confió.

Con el tiempo, las violaciones se naturalizaron. “Era algo que tenía que pasar. Yo me sentía mal todo el tiempo, me escondía a llorar”, expresó sobre el calvario en su casa. Fue tal el sometimiento que sufrió la joven que ella sentía que era “la señora” de él. “Yo le cocinaba, le lavaba la ropa, planchaba, limpiaba, todo siendo adolescente”, relató.

Tenía 16 años cuando tras ir a la salita del barrio se enteró de que estaba embarazada. “Me quería morir, me pegaba en la panza”, sostuvo y contó que cuando le contó a su padre, él quiso pagarle un aborto e incluso intentó suicidarse.

Asustada, siguió adelante con el embarazo, pero a escondidas. “No salía de mi casa. A mi amiga le dije que era de un chico con el que había estado una vez. Me daba vergüenza”, expresó y confió que cuando nació su hijo, lo amó desde el primer día. “Es un ángel que ha venido a salvarme”, afirmó.

Con el nacimiento, ella esperaba que su abusador cambiara de actitud, pero eso no sucedió. “Me resistía, me agarraba a las piñas. Le decía: ‘¿cómo podés hacerme esto? Un padre no les hace esto a sus hijos’”.

Recién a los 21 años, tras conseguir un trabajo, y junto a su novio, escapó de esa casa. Pero no fue hasta los 23 que tras contarle la verdad sobre su hijo a su amiga, lo denunció en la Policía.

Sin embargo, recién en enero de este año, tras presentarse en fiscalía, se aceleraron los plazos. “Estaban todas las pruebas, el ADN que decía que era hijo de él, pero no habían hecho nada”, resaltó.

En marzo fue declarado culpable, luego de admitir su responsabilidad, y ayer un tribunal lo sentenció a 9 años de prisión efectiva. La fiscalía había pedido 10.

Fuente: La Mañana de Neuquén
 

Comentarios