Insólito

Violaron brutalmente a un niño de 7 años y detuvieron al médico que denunció

Tras un confuso hecho, buscan al responsable de dejarle al pequeño secuelas físicas y psicológicas de por vida.
viernes, 05 de octubre de 2018 00:00
viernes, 05 de octubre de 2018 00:00

Un aberrante abuso sucedido en 2014, una lenta justicia y una absurda confusión le permiten al violador de un niño de 7 años continuar en libertad tras 4 años del hecho. Ahora el Ministerio de Seguridad ofrece una recompensa de $500 mil por hallarlo.

Todo comenzó en febrero de 2014, un nene de siete años fue a jugar a la casa de un amigo, vecino del barrio Jesús de Nazareth, en Resistencia, Chaco.

Según señaló TN, el padre de su compañerito encendió una máquina de cortar pasto para ahogar sus llantos y gritos y lo violó. Le dijo que si contaba lo que le había hecho, lo mataría. Aterrorizado por la amenaza, el chico guardó silencio.

Poco tiempo después, empezó a sentir intensos dolores. Su madre inició una serie de consultas médica y, finalmente, el nene llegó de urgencia al consultorio de Omar Ale, un cirujano.

Presentaba un cuadro grave, con un absceso abdominal y pañales impregnados en pus. Al entrar al quirófano, el profesional descubrió con horror destrucción de ano e intestinos. Hizo la denuncia y dos años más tarde fue convocado a ratificar sus dichos y aportó más pruebas.

En tanto, el nene fue trasladado a Buenos Aires para ser tratado en el Hospital Nacional de Pediatría Garrahan.

Fue sometido a una larga serie de intervenciones quirúrgicas, y varios procedimientos que incluyen una colostomía. Por este aberrante hecho, no puede comer, tiene una ventana abierta en su pancitay vive conectado a dos máquinas.

El nene declaró y relató su martirio en una cámara Gesell armada en el hospital, porque ante lo delicado de su estado no podía ser trasladado a Resistencia.

Justicia al revés

El caso se volvió más raro cuando el médico que denunció lo que le había pasado a este chiquito fue detenido como el culpable del abuso.

Estaba por irse de vacaciones con su familia a Brasil y cuando estaba en el paso fronterizo fue detenido por personal de Migraciones. Luego de hacerle sentir el rigor de la ley como supuesto abusador, pudo señalarle a los uniformados que el no era el acusado sino el denunciante.

Luego de intentar dialogar con los policías y de estar retenido injustamente en la oficina durante varias horas, el Ministerio de Seguridad de Chaco le pidió disculpas y pudo continuar con su viaje

Desesperados

Conocido todo esto que sucedió, la familia del nene desesperada por la impunidad de que goza el victimario, recurrió a la fiscalía de José María Campagnoli, en Saavedra.

Después de una reunión del procurador con la mujer, el gobierno de Chaco estableció una recompensa de $500 mil para quien de con el violador.

Fuente: TN/ El Nueve

Comentarios