Historia

Tras recibir un corazón, se apagó la vida de la adolescente que luchó por un trasplante de riñón

La adolescente padecía una miocardiopatía restrictiva y el sábado su cuerpo dijo basta tras recibir un trasplante de corazón en el Hospital Garrahan.
lunes, 01 de octubre de 2018 09:43
lunes, 01 de octubre de 2018 09:43

Dominique Lescano, de 16 años, falleció este fin de semana y su legado, al igual que el de Justina Lo Cane, quien murió esperando un corazón, es generar conciencia sobre la importancia de la donación de órganos.

La adolescente padecía una miocardiopatía restrictiva y el sábado su cuerpo dijo basta tras recibir un trasplante de corazón en el Hospital Garrahan.

La primera intervención donde recibió un corazón ajeno fue en 2007, cuando la niña tenía apenas cinco años, y desde ese momento llevó adelante su vida sin ninguna complicación hasta que hace unos meses tuvo una fuerte recaída.

Desde el Hospital Garrahan, donde fue retrasplantada el lunes 17 de septiembre de este año, Dominique luchó cada día por mejorar y seguir adelante.

Conrado Lescano, su papá, contó cómo fueron esos días y se encargo de informar el parte diario del estado de salud de su hija: "Domy estuvo muy complicada. Ya sabíamos que el retrasplante sería complicado. Ella venía de nueve meses con el Berlin Heart y un trasplante muy problemático en 2007. Su tórax no era standard. Ahora necesitaba corazón y riñón pero por complicaciones no pudieron trasplantarle el riñón".

Hace pocos días, el hombre agregó: "El corazón nuevo funciona muy bien pero el resto de su cuerpito no esta acompañando. El domingo pasado tuvo una desmejoría muy seria y lograron estabilizarla pero muy abajo. Fue una desmejoría seria. La meta es sostener estos pequeños pasos que va logrando. La idea es trasplantar el riñón cuando este todo compensado. Domy está sedada pero aún así responde con gestos y movimientos de cabeza a pesar del respirador".

Desde 2004, Dominique padecía una miocardiopatía restrictiva, una enfermedad del músculo cardíaco que provoca que los ventrículos se pongan rígidos o débiles. En 2007 fue operada también en el Hospital Garrahan y logró sobrevivir gracias a un corazón que llegó desde Salta. A partir de ese episodio, la familia completa se mudó de Córdoba a Buenos Aires para que la joven pueda ser atendida con mayor rapidez.

Ley Justina

En julio de este año, la Cámara de Diputados sancionó por unanimidad el proyecto de Ley Justina, la cual establece que en Argentina todas las personas son donantes de órganos, salvo que hubieran expresado su voluntad contraria.

Fue sancionada por 202 votos a favor, sin abstenciones, y adoptó el nombre de Justina Lo Cane, la nena de 12 años que falleció el año pasado, el 22 de noviembre, por no recibir un trasplante de corazón a tiempo.

Actualmente, según datos del Incucai, hay unas 7.700 personas en Argentina que esperan por un trasplante para salvar su vida. En lo que va del año, 480 personas donaron sus órganos y se realizaron 1.169 trasplantes.

Fuente: Crónica

Comentarios