Declaración

Bolocco: "mi hijo me miró y me dijo 'mamá lo hice, no me morí'"

Cecilia Bolocco se mostró muy feliz tras recibir el alta médica de su hijo Máximo Menem, tras ser operado de un tumor en la cabeza. El niño hoy cumple 15 años. 'Estoy más feliz que cuando salí de esta clínica con él en brazos', aseguró.
lunes, 19 de noviembre de 2018 13:29
lunes, 19 de noviembre de 2018 13:29

"Mamá lo hice, no me morí". Ésas fueron las primeras palabras que dirigió Máximo Menem a su mamá Cecilia Bolocco al salir del quirófano. El niño, que hoy cumple 15 años, fue operado el viernes de un tumor en la cabeza y el post operatorio fue muy bueno, por eso su neurocirujano facilitó el alta para que comience a transitar su recuperación en casa.

"Estoy muy feliz después del nacimiento otra vez de mi hijo", comenzó expresando con la voz entrecortada Cecilia Bolocco. En una improvisada rueda de prensa, en la puerta de la clínica chilena, la madre de Máximo quiso agradecer a la prensa y por medio de ésta a todos los que rezaron para que la operación saliera bien y su hijo se recuperara. 

"Quiero agradecerles a todos, las cadenas de oración. Cuando entré al pabellón sentí mucho amor y que estaba siendo protegido mi hijo. No me cabe duda que fueron todas las oraciones que ingresaron al pabellón. Siento que la virgen lo protegió y Jesús intervino", expresó destacando que su hijo "se ha sentido en casa" en la clínica gracias al buen trato de todos los médicos y enfermeros. "Hemos estado felices estos días pese a que iba la agonía por dentro. Traté de estar tranquila para transmitirle tranquilidad a mi hijo", agregó.

Cecilia relató que Máximo siempre "estuvo contento" hasta las 23 horas del jueves previo a la operación. Esa noche, lo vio que tenía miedo y ella le explicó lo que iba a pasar y le trató de transmitir "confianza" y fuerza para que afrontara la intervención sin temor. "Estuvo contenido emocionalmente. Estoy convencida que fue por todo el amor de un país que nos dio la contención... quiero que cada uno de ustedes sepa que estoy absolutamente agradecida... hace 15 años salí con mi hijo en brazos y hoy estoy más feliz porque salgo con mi hijo vivo", puntualizó sin dejar de contener las lágrimas.

Luego definió al neurocirujano que lo intervino como "un ángel" porque supo actuar con mucho profesionalismo y le informó durante las 8 horas de la operación, cada cosa que sucedía. "Estuve rezando todas esas horas, muy acompañada por familia", destacó señalando que el "doctor hizo una operación mágica".

Cuando su hijo salió del pabellón de la sala de operaciones los médicos le permitieron darle un beso, luego su hijo abrió los ojos la miró y le dijo: "mamá lo hice, mamá no me morí". Al recordar ese momento dejó correr las lágrimas y señaló que su hijo es muy "tierno" y "amoroso".

"Tuve miedo, mucho miedo, sobre todo cuando ya lo dejé en el pabellón arriba de la camilla. Iba muy tranquilo y empezó a temblar y se le corrían las lágrimas. Él no me vio llorar ni triste ni angustiada pero en ese momento fue imposible no llorar", agregó.

Por último se refirió al encuentro de Máximo con su papá, Carlos Menem. El encuentro fue el viernes y Cecilia señaló que "a él le hacía falta una gran dosis de amor". "Jamás nos imaginamos tanta demostración", puntualizó destacando que el ex presidente fue el único que quiso ver Máximo de su familia paterna. Él ingresó a la habitación y pudo compartir unos minutos.

"Lo dejaron en la calle, lo maltrataron y eso le afectó mucho", recordó Cecilia subrayando que "necesitaba muestras de cariño y esto fue atómico". "Él no tenía muchas ganas de ver a Carlos... le dije que sería muy importante verlo.... pero lo más importante era mantenerlo tranquilo y me dijo que lo dejáramos entrar... solo dejó que pase su papá. Fue muy bueno que se vieran. Yo me quedé muy tranquila y máximo también", finalizó.

 

100%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios