Lo detectó en TV

Se salvó de un cáncer gracias a una televidente

El popular conductor de la cadena estadounidense HGTV, Tarek El Moussa, de 34 años, fue diagnosticado con cáncer de tiroides luego de que una televidente con 'ojo clínico' enviara un mail a la producción del programa.
miércoles, 25 de noviembre de 2015 12:45
miércoles, 25 de noviembre de 2015 12:45
El popular conductor de la cadena estadounidense HGTV, Tarek El Moussa, de 34 años, fue diagnosticado con cáncer de tiroides luego de que una televidente con "ojo clínico" enviara un mail a la producción del programa Flip and Flop con una clara advertencia: "Tarek debe hacerse ver urgente el nódulo que tiene en el cuello. Puede ser grave". El Moussa tuvo la suerte de que Ryan Lee, una respetada enfermera, detectara algo "que no se veía nada bien" en el cuello del conductor mientras veía una maratón de ese programa sobre oportunidades inmobiliarias en 2013. Por entonces, El Moussa tenía 31 años y no dudó en ir al médico.

"En la mitad de un episodio vi un bulto en el cuello de Tarek. Puse stop. Rebobiné y lo vi de nuevo. Vi varios episodios más y dije 'definitivamente ahí tiene algo malo'", dijo Lee en una emisión del programa The Doctors en 2013. En ese programa, la producción reunió a El Moussa con quien resultó ser su salvadora del otro lado de la pantalla.

El cáncer de tiroides de El Moussa está ahora en remisión. Su esposa, Christina, de 32 años, que fue co-anfitriona del show de su marido, dijo a People en 2013 que en el mail Lee aclaró: "Esto no es una broma. Soy una enfermera registrada. He estado viendo el programa y me di cuenta de que el anfitrión Tarek tiene un gran nódulo en su tiroides". El Moussa, en el momento, dijo que había notado que tenía problemas para tragar y que el bulto estaba cada vez más grande. En junio de  ese año, eso que Lee había visto tuvo que ser extirpado y la biopsia reveló que el cáncer se había extendido a sus ganglios linfáticos. Tarek también se sometió a terapia con yodo radiactivo.

"Gracias a Lee, el cáncer pudo ser detectado antes de que se extiendiera más allá. Si no fuera por la televisión y ella del otro lado, yo todavía estaría viviendo mi vida como si nada, con cáncer en mi cuerpo. Probablemente nunca hubiese ido al médico", dijo El Moussa. El conductor describe los últimos tres años de su vida como un "desafío bastante grande", pero dijo a People que se siente bien. El Moussa y su esposa dieron la bienvenida a su segundo hijo, Brayden James, en agosto. La pareja también tiene una hija mayor, Taylor, y se sienten "asombrosamente afortunados".

"Cada día que pasa, las probabilidades de que el cáncer regrese disminuyen, así que estamos muy emocionados por eso", dijo Tarek a través de sus redes sociales y desde allí siempre se acuerda de enviarle saludos a su televidente salvadora.

 

Fuente: Clarín

Galería de fotos

Comentarios