Evaluación

Aviones vs. Micros Low Cost: ¿Qué conviene elegir?

Las empresas de larga distancia se sumaron a la modalidad bajo costo y acortaron diferencia con los precios de pasajes aéreos. Cuál es la mejor alternativa para cada destino.
sábado, 08 de septiembre de 2018 13:00
sábado, 08 de septiembre de 2018 13:00

La guerra de las promociones low cost ya no se limita solo a las aerolíneas, sino que también se extendió a los micros. Desde los primeros días de septiembre, las empresas de larga distancia comenzaron a publicitar descuentos de hasta 60% para varios destinos. Este nuevo escenario con precios más baratos para las dos alternativas, aérea y terrestre, permite volver a evaluar posibilidades para viajar pagando menos.

Los micros se sumaron a la ola de tickets a bajo costo, aunque, a diferencia del mercado aerocomercial, el servicio es básicamente el mismo que con las tarifas habituales y no excluye ninguna prestación, como el transporte de equipajes. La política de las compañías de larga distancia fue ofrecer las promociones solo para una limitada cantidad de butacas.

Por lo cual, la diferencia de precio que puede llegar a haber entre el pasaje aéreo y el boleto de micro, ambos low cost, se compensaría si se le agrega el costo extra del despacho de valijas en el avión.

Para el caso de Flybondi, una de las aerolíneas de bajo costo incluidas en el relevamiento de precios, agregar equipaje de hasta 9 kilos tendrá un precio de entre 340 y 600 pesos por unidad, dependiendo de la ruta y del momento en que se solicita el despacho. Si se realiza durante la compra online del pasaje tendrá el menor costo mientras que el precio más alto se cobrará en la puerta de embarque.

Norwegian, una de las últimas compañías low cost que comenzó a vender pasajes en el mercado de vuelos de cabotaje y que iniciará vuelos el mes próximo, tiene una tarifa fija de 600 pesos para llevar equipaje en la bodega del avión, aunque es posible ahorrar hasta la mitad de precio haciendo la facturación por anticipado.

Algunos destinos típicos no tienen, en términos prácticos, competencia entre las dos variantes low cost. Un viaje a Puerto Iguazú, por ejemplo, tiene un costo tan alto en general de forma terrestre (unas 18 horas), que la opción aérea gana cómodamente. Pero para otras ciudades, como Mar del Plata o Rosario, que no requieren tanto tiempo de traslado desde Buenos Aires, la aparición de los pasajes de micros a bajo costo es una buena oportunidad.

Para más adelante se prevé que las compañías de micros, incluso, se "asocien" con aerolíneas para ofrecer servicios conjuntos. De esta forma, se podría adquirir un pasaje multimodal para llegar hasta determinado destino en avión y subirse en el aeropuerto a un micro para completar el traslado.

Por el momento, las promociones de micros low cost son ofrecidas por unas diez empresas y no incluyen generalmente pasajes en fines de semana. Incluso los ejecutivos del sector analizan si seguirán vigentes durante la temporada alta de verano.

A la fiebre de los vuelos low cost se sumaron, además, Aerolíneas Argentinas y Latam, que durante agosto lanzaron promociones agresivas a bajo costo con destinos nacionales. La aerolínea noruega ya vende pasajes a Córdoba y Mendoza, mientras que la chilena Jetsmart ofrecerá precios bajos hacia Santiago. Lasa, una nueva compañía que inició sus vuelos en los últimos días, cubre distintas ciudades del sur del país como Ushuaia, Calafate, Río Gallegos y hasta Bahía Blanca.

Fuente: TN 

Comentarios