Fútbol

A un mes de volver la Libertadores: ¿qué pasa con los equipos argentinos?

Los cinco conjuntos ya se están entrenando pero por el momento en equipos reducidos.
domingo, 16 de agosto de 2020 20:22
domingo, 16 de agosto de 2020 20:22

A partir de mañana la cuenta regresiva para los cinco representantes argentinos en la Copa Libertadores 2020 tendrá por delante exactamente un mes, antes de que el mismo jueves 17 de septiembre jueguen por primera vez desde que se instaló la pandemia de coronavirus Boca Juniors, River Plate, Racing Club, Defensa y Justicia, y Tigre.

Este quinteto, junto a otros 20 equipos de primera división, volvieron a entrenarse con protocolos estrictos y en grupos de seis, recién el pasado lunes, sin competencia local a la vista y todavía tampoco con una definición exacta sobre el comienzo del imprescindible trabajo grupal, ya que para competir es necesario que los jugadores hagan fútbol, algo que va a ser escaso ante el poco tiempo que queda por delante.

En principio recién el próximo lunes 24 los planteles podrán entrenarse grupalmente, pero siguiendo con la parte física, y el fútbol lo volverán a practicar desde el último día de este mes, el 31 de agosto, cuando solamente les queden poco más de dos semanas para enfrentarse con rivales que vienen compitiendo ya desde hace bastante tiempo.

Claro que mientras ese tiempo transcurre, desde las autoridades nacionales también habrá trabajos conjuntos con las deportivas para darle forma a la "capsula" en la que deberán ir y venir hacia y desde el exterior los equipos argentinos y sus rivales sin realizar cuarentenas al pisar Ezeiza.

Por lo pronto todo eso está por resolverse y autorizarse, aunque la Conmebol volvió a emplazar a todos los participantes, poniendo como fecha límite el próximo jueves 20 para que aquel club que no puede afrontar sus compromisos como local en su estadio por razones sanitarias, lo comunique para asignarle una sede alternativa, que en el caso de los argentinos puede ser fuera del AMBA (todos pertenecen a él), en alguna otra provincia del país, o bien en el exterior.

Por lo pronto el ministro de Deportes y Turismo de la Nación, Matías Lammens, ya aclaró que por el momento no está levantada la cuarentena que deben practicar todos aquellos que ingresen al país, algo que de no poder evitarse, "cápsulas" mediante, haría impracticable que los equipos argentinos pudieran volver a una competencia que los obligaría a jugar, por lo menos, una vez por semana.

Y en el mismo sentido se manifestó en las últimas horas el propio presidente de AFA, Claudio Tapia, quien recordó que las "fronteras tenían una fecha de reapertura que se prolongó. Hoy por hoy recibir equipos de países sudamericanos en Argentina no es muy fácil. Hay un protocolo nuevo que hizo la Conmebol, pero esto no es sencillo y hay que ser muy responsables".

La advertencia de Tapia va en consonancia con el resto de las autoridades deportivas, institucionales y sanitarias, y de hecho en la reunión que el pasado martes desarrolló la flamante Liga Profesional no se pusieron fechas para el retorno de la actividad local, y en lo que al próximo certamen se refiere, hubo solo bosquejos y un "manual de intenciones" en el que, por caso, se votó para que el probable torneo dividido en cuatro zona de seis integrantes no tenga "fecha de clásicos". Fue 23 a 1 (Godoy Cruz).

Por lo pronto, solamente tres países aprobaron el protocolo para exceptuar.

Y de hecho hoy en día lo dicho por Tapia tiene una mirada empática en la mayoría de los 10 países sudamericanos en cuanto a la excepción de cuarentena para aquellas personas que ingresan a sus territorios, porque solamente tres de ellos aceptaron aplicar ese protocolo de la Conmebol: obviamente Paraguay, ya que lo aprobó el presidente del organismo, Alejandro Domínguez, así como Ecuador y Venezuela.

Si bien la reanudación para los demás equipos de la Copa Libertadores se producirá el martes 15 de septiembre, algo a lo que solamente se opuso el presidente de AFA, "Chiqui" Tapia, con lo que de todas formas solamente consiguió aplazar la presentación de los argentinos en 48 horas, las realidades de los cinco representantes nacionales "dista mucho de ser la ideal por la falta de preparación", según advirtió el entrenador de Defensa y Justicia, Hernán Crespo.

Boca Juniors volverá en el Grupo H ante Libertad, el equipo dirigido por Ramón Díaz, en Asunción, en el que está segundo con cuatro unidades, luego de empatar con Caracas (1 punto) y vencer a Independiente Medellín (0). Los paraguayos son líderes con seis.

En el Grupo D, en tanto, todos tienen tres puntos, que River sumó con el 8 a 0 como local sobre Binacional el equipo peruano que ahora tiene en duda su sede en los 3.824 metros de altitud de Juliana. Si no puede jugar allí, deberá bajar al llano de Lima. Los de Marcelo Gallardo cayeron en una altura menor, los 2.850 metros de Quito, ante Liga Deportiva Universitaria, y el 17 de septiembre tendrán que visitar a San Pablo en Brasil.

Racing Club, puntero del Grupo F junto a Nacional, de Montevideo, recibirá dentro de un mes al equipo uruguayo luego de vencer ambos en sus dos compromisos anteriores frente al venezolano Estudiantes de Mérida y el peruano Alianza Lima.

Mientras que Defensa y Justicia y Tigre perdieron los dos partidos que disputaron. Los de Florencio Varela, que cayeron en el Grupo G ante Santos (6) y Olimpia (4), visitarán a Delfín, de Ecuador (1), del técnico argentino Carlos Ischia, y Tigre, que en el B sucumbió con Palmeiras (6) y Bolívar (3), también será huésped de Guaraní (3), del DT argentino Gustavo Costas, en Paraguay.

La vuelta a la competencia internacional para los equipos argentinos está a la vuelta de la esquina, a exactamente un mes, y dado el poco tiempo de preparación con que afrontarán ese regreso, lo que todos ellos esperan es "no doblar antes".
 

Comentarios

Otras Noticias