Libertadores

Boca empató 0-0 ante Jorge Wilstermann en la altura de Cochabamba

El 'Xeneize' rescató un punto en los 2.500 metros de altura: intentó bajarle el ritmo al partido y sólo sufrió en la segunda mitad del complemento. En el debe: dejó la sensación de que, si se animaba, podría haber conseguido el triunfo.
martes, 05 de marzo de 2019 23:41
martes, 05 de marzo de 2019 23:41

Boca Juniors debutó esta noche con un empate sin goles ante Jorge Wilstermann, en los más de 2.500 metros de altura de la ciudad boliviana de Cochabamba, en partido por el grupo G de la Copa Libertadores, que se disputó en el estadio Félix Capriles, cuyo campo de juego estaba en pésimas condiciones.

Las declaraciones del mánager boquense Nicolás Burdisso respecto del entrenador Gustavo Alfaro al señalar que es "más de lo que se esperaba" puede tener más de una interpretación, pero más allá de cómo la tomo el técnico, lo concreto fue que para jugar esta noche en los 2.570 de altitud de Cochabamba armó un equipo para "aguantar", con dos volantes de marca como Iván Marcone y Nahitan Nández y dos para "aguantar" la pelota como Emanuel Reynoso y Agustín Almendra, de los preferidos de "Lechuga".

Después, para ver si se podía ganar con alguna acción ofensiva buscó en la calidad goleadora de Darío Benedetto y la experiencia de Carlos Tévez arriba. La propuesta, por nombres, podía parecer en algunos puntos más osada que en otros, ya que la apuesta tenía como rival a Jorge Wilstermann, un equipo bastante limitado que ocupa el octavo lugar en el campeonato boliviano, pero también a la altura.

Y en eso de tener dos rivales en vez de uno, Boca se quedó a mitad de camino entre atacar por momentos y defender en otros para recuperar energías y tomar aire.  Por eso y pese a las variantes (pareció que Tévez fue reemplazado por Mauro Zárate muy temprano, cuando faltaban más de 20 minutos), Boca y Alfaro no lograron impedir que el equipo llegara con muy poco resto al cuarto de hora final del partido.

Wilstermann, bien conducido por el ex Boca Cristian "Pochi" Chávez, a la sazón la figura del encuentro, generó más opciones de gol en ese lapso que en el resto del partido, alguna bien obturada por Esteban Andrada con notables reflejos. El arquero "xeneize" será citado el próximo jueves al seleccionado argentino, pero no así su compañero Iván Marcone.

Sin embargo, más allá del cansancio, la altura y cualquier especulación futbolística, lo que siempre prevalece en este juego es el talento, y por eso Boca estuvo a un par de centímetros de quedarse con todo faltando cinco minutos, pero solamente porque éste no va de la mano con jugadores que no lo tienen y esgrimen como bandera que los identifica solamente a la entrega y el sacrificio.

Y los nombres propios de estas dos características fueron los del talentoso Reynoso (lo mejor de Boca en el partido), que de la nada armó una gran acción por izquierda pasando por entre dos defensores para habilitar perfectamente a Nández, que no supo definir. Por esto último, Boca se vio privado de arrancar ganando en el Grupo G.

"El aire falta, pero no tanto como en La Paz. Y el mal estado de la cancha tampoco es excusa. Hay que acostumbrarse a todo esto. Personalmente estoy muy contento porque Alfaro hace jugar al equipo de la forma que a mi me favorece y teniendo al lado a Reynoso todo se me hace más fácil, porque es alguien que sabe mucho con la pelota", argumentó Tévez al final del encuentro. La síntesis exacta de este presente de Boca.

Y no era que hubiera merecido el triunfo el conjunto "xeneize", ya que en la balanza de las justificaciones el que más cerca estuvo de llevarse las tres unidades fue, sin sobrarle nada, el equipo local, pero en un partido tan cerrado y con contingencias desfavorables, las pocas posibilidades que se presentan hay que aprovecharlas, y Boca no lo hizo. Por eso el cero. Además de un penal ignorado por el árbitro chileno Julio Bascuñán en el primer tiempo que podría haber puesto a los "xeneizes" en ventaja y cambiado la historia.

En el otro partido del grupo G jugado esta noche en Colombia, Deportes Tolima se impuso por 1 a 0 a Atlético Paranaense, de Brasil, donde actuaron los argentinos Marco Ruben, Tomás Andrade y Braian Romero, con gol de Danovis Banguero.

Mientras que por el Grupo H el que goleó por 4 a 1 como local fue Libertad, de Paraguay (dos goles del argentino Adrián Martínez, Antonio Bareiro y Carlos Cougo) a Universidad Católica, de Chile (el platense Luciano Aued, de tiro penal). 

Síntesis 

Jorge Wilsterman: Arnaldo Giménez; Alejandro Melean, Alex Da Silva, Edward Zenteno y Juan Pablo Aponte; Fernando Saucedo, Jorge Ortiz y Cristian Chavez; Ariel Nuñez y Serginho; Lucas Gaucho. DT: Miguel Angel Portugal.

Boca Juniors: Esteban Andrada, Julio Buffarini, Lisandro López, Carlos Izquierdoz y Emmanuel Mas; Agustín Almendra, Nahitan Nández, Iván Marcone y Emanuel Reynoso; Carlos Tevez y Darío Benedetto. DT: Gustavo Alfaro.

Cambios en el segundo tiempo: 18m. Gilbert Álvarez por Núñez (JW), 24m. Mauro Zárate por Tevez (BJ), 27m. Jorman Campuzano por Almendra (BJ), 32m. Carlos Melgar por Lucas Gaúcho (JW), 37m. Ramón Ábila por Benedetto (BJ) y 42m. Moisés Viullarruel por Saucedo (JW). 
Amonestado: Ortiz (JW).

Estadio: Félix Capriles (Cochabamba).
Árbitro: Julio Bascuñán (Chile).

Fuente: Télam

Comentarios