Primera división

River sumó una nueva derrota, tras perder ante Patronato 2 a 1

Con goles de Bertoli y Carrasco, el Patrón le ganó al Millonario por 2 a 1 en el estadio entrerriano Presbítero Bartolomé Grella, con el arbitraje de Mauro Vigliano. Mora fue quien descontó para River.
sábado, 02 de abril de 2016 22:01
sábado, 02 de abril de 2016 22:01
A pesar de la desesperante ansiedad por el regreso a la victoria, River comenzó su compromiso en Paraná con un ritmo muy cauteloso. Los 5 partidos seguidos sin triunfos no condicionaron al planteo de Marcelo Gallardo, quien apostó por el mejor material que tuvo a su disposición con un esquema basado en la inteligencia ofensiva compuesta por Andrés D´Alessandro, Nacho Fernández, Rodrigo Mora y Lucas Alario.

A pesar de los hombres de buen pie, al Millonario le costó generar ocasiones claras de peligro. Las proyecciones de Leonel Vangioni y los remates de media distancia de Leonardo Ponzio no inquietaban a Sebastián Bértoli. En cambio, Patronato buscó exigir a Augusto Batalla con las intervenciones aéreas de Matías Quiroga.

Antes de llegar a la media hora se produjo la polémica que le cambió el rumbo al compromiso. Una supuesta infracción de Gabriel Mercado sobre Iván Furios hizo que Mauro Vigliano sancione un dudoso penal a favor del dueño de casa. A pesar de los reclamos de los porteños, el experimentado arquero no dudó y fusiló al juvenil pretendido por el Real Madrid. Con el 1 a 0 adverso, los del Muñeco tuvieron una actitud más agresiva.

La calidad del Cabezón y la efectividad del uruguayo fueron los elementos que le devolvieron la tranquilidad a Gallardo. El atacante con pasado en el Inter de Brasil habilitó al delantero y el de Rivera no dudó: 1 a 1. La desconcentración de la última línea entrerriana colaboró con la conquista del charrúa.

En el complemento River se mostró superior, pero sus descuidos defensivos le jugaron una mala pasada. Un centro de Fernando Telechea, una asistencia de Matías Garrido y una potente resolución de Mauricio Carrasco conformaron el 2 a 1. Los esfuerzos de Batalla para evitar la conquista le puso suspenso al cierre de la escena.

Unos instantes después, un pésimo achique de los centrales visitantes, dejó a al ex Nueva Chicago mano a mano frente al arquero. El delantero tuvo una gran cantidad de variantes para liquidar el duelo. Con tiempo y espacio podría haber eludido al canterano, habilitar a un compañero que ingresaba en soledad o hasta tocar al costado de un palo. Sin embargo, su disparo fue al cuerpo de Batalla y el lamento fue una sensación generalizada en el Presbítero Bartolomé Grella. River tenía una vida más.

Con la derrota, el Millonario acumuló su sexto compromiso consecutivo sin victorias. Sin dudas, los objetivos de Gallardo se trasladarán a la Copa Libertadores, dado que la diferencia con Rosario Central o Godoy Cruz (en caso de que mañana le gane a Vélez) parece inalcanzable para pelear por el título. El Muñeco deberá hacer otro milagro para mantener la grandeza del gigante dormido.

Fuente: Infobae

Comentarios