Mundial de Basquet

Argentina mostró su mejor versión ante Senegal

Con un gran nivel, el conjunto nacional se impuso ante los africanos por 81-46; Scola volvió a ser el goleador; mañana, desde las 17, ante Grecia
miércoles, 03 de septiembre de 2014 15:54
miércoles, 03 de septiembre de 2014 15:54

Si Julio Lamas, entrenador del seleccionado argentino, tiene problemas en el futuro para transmitirle a sus jugadores qué pretende en el campo de juego, sólo debe mostrarle la grabación de este partido. La Argentina, que no podía encontrar regularidad, jugó su mejor partido en el Mundial España 2014, venció con autoridad a Senegal por 81-46 y quedó bien parado de cara a la definición del Grupo B.

 

¿La figura? El capitán Luis Scola, quién si no. En poco menos de 30 minutos en cancha, el Luifa registró 22 puntos, 14 rebotes y una asistencia. También se destacaron los referentes Pablo Prigioni (10, 3 y 3) y Walter Herrmann (11, 1 y 0). Desde el banco, que tuvo mayor participación en el partido, se lucieron Marcos Mata, Nicolás Laprovíttola y Leo Gutiérrez.

 

Con este resultado, el equipo argentino quedó con un récord de tres triunfos y sólo una derrota y ya no puede terminar en el cuarto lugar del grupo. Senegal, que había vencido en la última jornada a Croacia, único verdugo argentino en la Copa del Mundo, quedó con dos victorias y dos caídas.

 

"Vamos vamos los pibes, vamos vamos los pibes", fue el grito de guerra que utilizaron los jugadores argentinos para celebrar en el campo de juego. Los abanderados del festejos fueron Scola, Prigioni y Herrmann, todos mayores de 34 años. El estadio, repleto de hinchas argentinos, acompañó al unísono al plantel, que se ilusiona con seguir haciendo historia

 

A diferencia de los últimos dos partidos, la selección argentina se mostró sólida desde el primer minutos. Con un buen trabajo en defensa, un encendido Luis Scola -14 puntos y 5 rebotes en los primeros dos cuartos- y la conducción de Pablo Prigioni -7 puntos y 3 asistencias-, redujo todas las posibilidades de Senegal, que llegaba como la gran sorpresa del certamen. Incluso, Julio Lamas se dio el gusto de poder mover el banco, sumando minuto de descanso para las figuras. Pese al ascendente nivel en su juego, los africano no pudieron hacer nada para irse al descanso perdiendo por una considerable diferencia: 41-24.

 

El segundo tiempo sirvió para ratificar la tendencia en el juego. La Argentina le dio más tiempo en cancha al quinteto inicial y Luifa siguió aumentado su estadística: ¡bajó 9 rebotes en el tercer cuarto! ¿Lo positivo? El equipo mostró un buen funcionamiento durante todo el partido, recibió un bajo goleo en contra, pudo rotar jugadores y, sobre todo, quedó con muchas posibilidades de pelear el primer puesto del grupo, lo que garantizaría un accesible cruce en la siguiente instancia. Lo único asegurado es al no poder terminar en la cuarta posición, España no podrá ser el rival argentino.

Fuente: La Nación

Comentarios