Historias

Día del Padre: afrontaron duros desafíos y el amor por sus hijos los sacaron adelante

Federico Luna y Oscar Ramírez, dos sanjuaninos que saben de batallas y hoy celebran a lo grande el Día del Padre.
domingo, 16 de junio de 2024 17:12
domingo, 16 de junio de 2024 17:12

Papá, papi, viejo. pá, padre. Hay muchas formas de llamarlos, pero estas palabras siempre reflejan un mismo sentimiento, el cariño. Este domingo, se celebra el Día del Padre y muchos aprovechan esta ocasión para agradecer el esfuerzo, trabajo y dedicación que cada uno de ellos entregan diariamente.

En oportunidades, muchos deben afrontar duras pruebas que deciden transitarlas en silencio para poder demostrar apoyo, confianza y amor. Un ejemplo de ello es la historia de Oscar Ramírez, padre de Nicolás, y Federico Luna, padre de Santiago. Dos hombres que dejaron todo por cumplir el sueño de sus hijos. Hoy celebran en familia todos los logros alcanzados a lo largo de varios años de tristeza, lágrimas y duras pruebas. Ellos son ejemplo de lucha, perseverancia y de no bajar los brazos, con un único objetivo: la felicidad de sus hijos.

Oscar Ramírez es padre de Nicolás, el nene sanjuanino que conmovió a todos con su gran historia de lucha y perseverancia. El sanjuanino lleva adelante una campaña que lleva el nombre “Dos pulgares para Nico”. En este camino sus padres fueron fundamentales y lo ayudaron a cumplir gran parte de su sueño.

Nicolás aseguró que está muy agradecido de todo lo que hacen sus padres por él y por esta lucha que lleva adelante a su corta edad. Hace un tiempo el nene sanjuanino debió someterse a una cirugía para poder tener sus pulgares, y Alberto fue fundamental en esta etapa. Él lo acompañó en los minutos previos antes de ingresar a la sala de operación. Le transmitió tranquilidad y hoy lo alienta para que sea una gran persona. Desde venta de comidas hasta rifas, son las cosas que llevan adelante la familia de Nicolás y que seguirán llevando adelante para prepararse para una nueva operación.

“Armando Aguilera (abuelo de Nico) y Oscar Ramírez (padre de Nico) son las dos figuras de lucha, ejemplo de voluntad, perseverancia, de que todo, aunque se caiga a pedazos se puede volver a construir. No importa dejar nada por las personas que realmente amas. Mi marido dejó todo para poder venir y estar con Nico. Ellos dos son la gran referencia para Nico; son la fuerza y lucha”, comentó Florencia Aguilera, madre de Nicolás, a Diario La Provincia SJ.

Foto: Nico y su abuelo

Por su parte, Nico sumó que “mi papá y mi abuelo; son dos ejemplos, grandes personas y referentes para mí”. Luego, agregó que su abuelo es su gran motivo de superación, motivación y lucha. Armando tuvo un accidente cuando tuvo 30 años, sin embargo, esto no fue un impedimento ya que logró vencer duras pruebas y cumplió sus sueños.

“Mi abuelo trabajó en Gendarmería. Es un gran ejemplo a seguir, de motivación y de que no hay que bajar los brazos. Al igual que mi papá. Es una excelente persona y junto con mi mamá me enseñó los mejores valores que hay que tener con las personas”, aseguró. Nico, seguro y emocionado, agradeció a sus padres por todo lo que le dan diariamente y por ser pilares en su gran historia de lucha. “Me llena de orgullo tenerlos a ellos como papá y abuelo. Siempre se lo agradezco a Dios. Lo que más me gusta es que ellos me transmiten seguridad. Eso es muy lindo; valoro el esfuerzo que ellos hacen. Ellos meten mucho esmero y hacen todo para que pueda operarme. Tenerlos a ellos es lo mejor que me pudo pasar”, contó.

Por otro lado, Oscar aseguró que todo el esfuerzo que hizo tuvo su recompensa. Mira con admiración a su hijo y tras todo lo que vivió en su corta edad, salió victorioso de cada una de las batallas.

“Nico, me cambió la vida. Es mi fuerza y lucha de todos los días”, afirmó Oscar.  Y aseguró que “lo admiro por toda su voluntad que demostró desde que nació. Fuimos por tantos lugares y siempre nos daban malas expectativas. Desde que encontramos al doctor Soldado fue un antes y un después en nuestras vidas”.

Posteriormente, destacó que el entusiasmo de su hijo es la gran recompensa que recibió a tanta lucha. “Nico me da fuerza y alegría porque solo Dios sabe lo que pasamos y lo que luchamos para llegar hasta acá. El amor que me brinda mi hijo es mágico y tengo admiración por mi familia. Gracias a ellos vi al mundo diferente y gracias a Nico aprendí que todo es posible”, cerró.

Otro padre que también sabe de luchas y de no bajar los brazos es Federico Luna, padre de Santiago. El nene sanjuanino que fue trasplantado del corazón y movilizó a la sociedad toda, y se cumplieron 13 meses desde aquél momento.

Actualmente, Santi tiene 2 años y en pocos días cumplirá sus 3 años. El nene sanjuanino que movilizó a todos con su historia Un corazón para Santi, se encuentra muy bien de salud y su familia está muy contenta. Hace poco tuvo el control cardiológico y los profesionales aseguraron que todo está perfecto.

Santi continúa con sus rehabilitaciones diarias para que pueda caminar solito; lleva adelante una rutina, un poco compleja para él, pero todo va muy encaminado. Tienen que viajar a Buenos Aires cada 3 meses para que el equipo de profesionales lo siga tratando para analizar todo lo referido a la medicación y demás.

“Agradecemos todos los días a la familia donante y verlo a Santi crecer y disfrutar después de tanto tiempo en el hospital es algo increíble”, comentó Eliana Díaz a este medio. Y agregó que Federico siempre los acompañó en cada momento y fue fundamental. El sanjuanino debió quedarse en la provincia por motivos laborales, pero siempre que estaba la oportunidad el hombre viajaba para estar cerca de ellos.

La sanjuanina subrayó que esta fecha es muy importante para la familia ya que será el primer Día del Padre que pasarán en familia. Es por ello que tiene una carga emocional muy importante. Eliana destacó que Federico y Santi tienen una gran relación y están muy contentos del presente que hoy les toca vivir. Como familia disfrutan de cada momento y de las pequeñas cosas que la vida les va regalando, recompensa de tantos años de lucha.

“Federico cada vez que llega de trabajar, Santi se pone muy feliz y empieza a gritar ´papá, papá´. Todo el tiempo está mimándolo. Como papá es muy atento, responsable”, resaltó la sanjuanina.  

Por su parte, Federico destacó que “fueron años de mucho aprendizaje ya que lo que presentaba Santi no era para nada sencillo, las emociones influyen mucho también, más a la distancia como me tocaba estar a mí”.

Y agregó que “cuando tenía la oportunidad de viajar para poder verlo lo disfrutaba cada segundo, pero fue un recorrido bastante duro; nunca dudé de él siempre me demostró desde que nació y pude tenerlo en mis brazos que era un luchador y tenía la fortaleza necesaria para afrontar todo lo que vivió, cada procedimiento para poder salir adelante; y hoy puedo disfrutarlo, tenerlo en casa, más allá que paso mucho tiempo afuera por trabajo, cada vez que llego sentir su alegría cuando dice "Papa", sus cariños, sus abrazos, me llena de felicidad y me siento completo. Creo también que es importante no dejar de mencionar a esos papas que tuvieron la fortaleza para decir si a la donación en un momento tan triste y que le dieron una segunda oportunidad a Santi y hoy podemos disfrutarlo en familia”.

Tanto la familia de Nico como la familia de Santi coincidieron en una palabra que reiteraron en varias oportunidades: “Gracias”. Agradecieron a toda la comunidad sanjuanina por acompañar sus luchas, y por colaborar en cada uno de los beneficios solidarios que llevaron adelante. Además, hicieron extensivo el saludo del Día de Padre, para todos los sanjuaninos.

Comentarios