Aniversario

A un año de la entrada en vigencia de la ley de Lengua de Señas, ¿qué pasó en San Juan?

Desde la Asociación de Personas Sordas de San Juan y desde la Asociación de Intérpretes de Lenguas de Señas destacaron que falta la capacitación a sectores como la policía, bomberos y salud para que pueda haber comunicación de ambas partes.
domingo, 19 de mayo de 2024 11:00
domingo, 19 de mayo de 2024 11:00

El 3 de mayo del 2023 el gobierno nacional puso en vigencia la ley 27.710 denominada Lengua de Señas Argentina. Se trata de una iniciativa que reconoció a la Lengua de Señas Argentina (LSA) como una lengua natural, que forma parte del legado histórico, parte de la identidad lingüística y la herencia cultural de las personas sordas en la Argentina. Su objetivo fue el de garantizar su participación e inclusión plena. Pero a un año de aquella sanción, qué pasó en San Juan.

Desde la Asociación de Personas Sordas de San Juan, su presidenta, Cristina Graffigna, advirtió que el cambio que se está dando es muy lento y consideró que la expectativa está puesta en que se capacite a policías, bomberos, personal de salud y otros rabajos públicos para que puedan responder ante las solicitudes y demandas del sector.

"Hace 18 años que estoy trabajando en la Facultad de Filosofía y la verdad que he visto cómo han sido los procesos desde hace mucho tiempo. El año pasado se aprobó la Ley de Lenguas de Señas Argentina y a partir de eso en realidad se ha empezado a hablar de accesibilidad de verdad. Falta mucho contacto para dar el primer paso para la inclusión", comenzó expresando Cristina a Diario La Provincia SJ.

La semana pasada, el gobierno de San Juan los convocó para trabajar en la capacitación para el sector hotelero y gastronómico. El objetivo es que desde este sector ya se tenga conocimiento de lenguas de señas con el fin de ir dando ese paso de la inclusión que tanto se espera. 

"Este primera firma de convenio para nosotros es muy importante porque nos da también a la comunidad sorda la posibilidad de integrarnos. Nos pasa de llegar a un lugar y que todos están hablando y no sabemos qué están diciendo. Para nosotros esto es muy importante para abrir un primer paso", explicó Cristina quien luego subrayó que "en San Juan falta mucha accesibilidad".

La referente del sector señaló que en los hospitales sienten un gran vacío en cuanto a comunicación en lengua de señas y necesitan que urgente se incluya una capacitación a enfermeros y médicos para poder tener feedback. De igual manera pasa en otras áreas como EMICAR, donde sienten que no encuentran accesibilidad ya que cuando van a retirar el carnet o van a hacerlo cuesta que los entiendan.

"Sabemos que falta un montón pero también nos sentimos orgullosas de que se de este primer paso. Siempre sueño de que la ley sea cumplida de forma completa en realidad. Enseñando la lengua de señas, por ejemplo, en lo básico a una policía para que en la calle nos pueda comunicar, nos pueda hablar a través de la lengua de señas. Nos pasa que sigue habiendo muchos momentos en los que tenemos estas barreras", agregó.

El anhelo del sector está puesto como ejemplo en Estados Unidos, donde una vez que se aprobó la ley, se cumplió su implementación y se empezó a respetar de tal manera que todo el mundo tenían que hablar la lengua de señas. "Yo creo que eso se puede lograr acá justamente conociendo la ley", expresó subrayando que para eso hay que dar cursos especiales y eso está faltando.

Por su parte, Noelia Sánchez, presidenta de la Asociación de Intérpretes de Lenguas de Señas, explicó que en San Juan la asociación tiene 40 socios, de los cuales no todos están totalmente insertos en la comunidad sorda. "Y es uno de los pasos principales para poder interpretar bien, para poder llevar una comunicación. A parte de los conocimientos en ambas lenguas, tanto en la lengua española como en la lengua de señas, creo que por ahí lo que falta es que el oyente sepa si una persona está capacitada o no", destacó.

Noelia confesó que siente que lo que está faltando es la conciencia, es justamente darse cuenta si una persona realmente está capacitada: "Sucede lo mismo que con cualquier otro idioma. Un traductor de un idioma necesita estar 100% capacitado en ambas culturas, en ambas lenguas. Lo mismo pasa con la lengua de señas. Una persona que tiene un curso básico no lo puede hacer, porque no puede llegar a tener la comprensión de todo lo que interviene en una lengua. No es solamente la seña, sino un rasgo no manual y el contacto con la persona sorda. Así que eso yo creo que es el primer paso. Tener la conciencia de que cuando llamas a una persona a interpretarse a una persona que esté 100% capacitada".

 

Comentarios