Tiempo

Ola polar: calificaron de "alentadora" la nevada en la Cordillera de San Juan

El investigador de la UNSJ, Silvio Pastore hizo una lectura del fenómeno que ocurrió en los últimos días.
lunes, 15 de abril de 2024 16:32
lunes, 15 de abril de 2024 16:32

Con el ingreso de una ola polar a Cuyo, se cumplió el alerta meteorológico por nevadas en San Juan y la Cordillera sanjuanina luce un manto blanco que generó expectativas. Vale destacar que la provincia ya está en temporada de precipitaciones níveas hasta septiembre y viene de años de profunda sequía.

Silvio Pastore, director del Gabinete de Estudios de Geocriología, Glaciología, Nivología y Cambio Climático de la UNSJ, se mostró cauteloso sobre el fenómeno. “Esta precipitación del fin de semana pasado es muy alentadora pero no ha sido extraordinaria y deberemos esperar para ver cómo se comporta el clima en el mediano plazo, en los próximos tres meses", destacó en el portal de la universidad.

El investigador del Gabinete de la Facultad de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales destacó que estas lluvias y nieve tienen que ver con el fenómeno El Niño. “Hay una clara relación entre las precipitaciones en la cordillera sanjuanina y el fenómeno ENSO (El Niño-Oscilación del Sur). En esta oportunidad, tenemos anomalías positivas en la temperatura del Océano Pacifico Ecuatorial (año Niño), desde julio de 2023, y esperamos que su efecto se produzca en nuestro otoño-invierno del 2024”, explicó.

Como señaló Pastore, anomalías positivas quiere decir que la temperatura del océano está por encima de la temperatura promedio, ello produce mayor evaporación de sus aguas y provoca en esta región más precipitaciones en cordillera.

La nieve es normal en esta época del año, de acuerdo al contexto de años húmedos o promedios del pasado. “Es decir que es esperable que la estación de otoño sea el inicio de las precipitaciones de alta cordillera”, indicó el geofísico de la UNSJ.

Y agregó, "los índices que monitoreamos están con base en la temperatura del Océano Pacifico Ecuatorial, estos índices actuales señalan similitudes con los años 1972, 1997 y 2016. Todos ellos fueron años con mayor oferta hídrica, con precipitaciones en alta cordillera. Esta precipitación del fin de semana pasado es muy alentadora pero no ha sido extraordinaria y deberemos esperar para ver cómo se comporta el clima en el mediano plazo, en los próximos 3 meses".

Acerca de si el año será más húmedo, aclaró que "seguimos sosteniendo este concepto y es la nueva realidad a la que debemos adaptarnos, al no hacerlo o hacerlo en forma lenta, aumentamos nuestra vulnerabilidad".

Comentarios