Historia

La Calesita del Parque de Mayo, historia y diversión que se mantiene con los años

Elizabeth Bazan es propietaria de la calesita, la diversión de niños y grandes en el Parque de Mayo.
martes, 19 de marzo de 2024 16:50
martes, 19 de marzo de 2024 16:50

En el corazón del Parque 25 de Mayo, se erige como un monumento al pasado la Calesita que, por más de dos décadas, ha resistido el paso del tiempo, conservando incólumes los recuerdos de la infancia de los habitantes de San Juan.

Desde hace 25 años, todo se mantiene exactamente igual para que quienes hayan disfrutado de la mágica diversión en su infancia lo vuelvan a hacer cuando lo deseen. Elizabeth Bazan es la responsable de esta reliquia que lleva a niños y adultos a ver la infancia con otros ojos.

La Calesita se sostiene no solo por la inversión de los sanjuaninos, sino también por el compromiso de Elizabeth, quien, desde que la adquirió, se propuso preservar intactos los recuerdos de grandes y chicos. "La calesita es de los sanjuaninos y yo solo la mantengo", afirmó Elizabeth a Diario La Provincia SJ.

"En los días de semana sé habitualmente conversar con personas que se acercan a la calesita de manera espontánea, pasa más de lo que se piensa. Todos vienen y me comentan algún recuerdo de sus infancias y hasta me dan las gracias por seguir manteniendo el lugar que los hizo felices por un momento. Además, me comentan que ahora traen a sus hijos. Es mucho más que un simple juego, lo tengo en cuenta todos los días", expresó Elizabeth Bazan, revelando la emotiva conexión que esta atracción genera en la gente.

La vuelta a la calesita dura tan solo tres minutos, pero para todos significa algo más. "Significa volver por un momento a los recuerdos más felices de toda su infancia", aseguró Elizabeth, mientras destacó  la profunda nostalgia que despierta en quienes la visitan.

"Hace poco unos jubilados llegaron porque desde el geriátrico los sacaron a pasear, los dejé subir a cambio de nada. Se pusieron a llorar y me contaron como en la última etapa de su vida recuerdan la primera. Fue de las experiencias más lindas que viví", compartió emocionada, destacando la importancia emocional que tiene la calesita para quienes la visitan.

"Yo vengo de Buenos Aires, cuando llegué a la provincia, invertí en el predio. Pero yo nunca fui una persona de tener mucha plata y le doy gracias haberme permitido tener todo lo que tengo hoy. Es por eso que los precios son accesibles y cuando a alguien no le alcanza para subir yo no soy nadie para negarlo. Siempre digo lo mismo, la calesita es de los sanjuaninos y yo solo la mantengo", afirmó Elizabeth,. 

"La pintura se renueva cada 6 meses aproximadamente y de manera permanente supervisamos los pequeños detalles para que todo esté listo para quienes llegan de visita", aseguró.

"Yo no le niego subirse a nadie, no soy quien. Lo único que les pido siempre es que cuiden lo que es de todos", concluyó Elizabeth. 

Comentarios