Historias

Incendio y explosión en Rivadavia: el esforzado renacer de la familia que perdió su negocio y parte de su casa

A un mes del siniestro que inició en un local de venta de garrafas contiguo a su vivienda, cada día trabajan para levantar paredes y recuperar lo que quedó destruido. El agradecimiento a los sanjuaninos y los gestos que fueron un mimo al corazón.
jueves, 1 de febrero de 2024 14:59
jueves, 1 de febrero de 2024 14:59

Javier Ontiveros, Alicia Quiroga y su familia iniciaron el 2024 de una manera inesperada. El pasado 1 de enero dejaron su casa para ir a celebrar el Año Nuevo y en la tarde, los llamaron para decirles que todo se incendiaba. El fuego había iniciado en una distribuidora de garrafas, contigua a su vivienda y los envases habían volado a llama viva hacia el hogar. Al llegar, la escena dantesca y peligrosa no les permitió hacer nada; sólo esperar que fuera seguro acercarse a ver la destrucción.

Ellos tenían como fuente de ingresos económica principal al negocio que, con esfuerzo y apoyo de sus vecinos clientes, habían equipado. Mercadería, heladeras, aires acondicionados y mostradores quedaron reducidos a nada al igual que el local del negocio que perdió sus paredes. Lo mismo sucedió con la mitad de su casa. Campañas solidarias y nuevamente el respaldo de los vecinos y sanjuaninos generosos, los ayudaron en lo que, por momentos, pareció y parece imposible: volver a empezar.

Un día a la vez: con los materiales donados y que pueden comprar, avanzan en levantar su negocio y casa.

Diario La Provincia SJ regresó al lugar y se encontró con una contracara en la que la esperanza, atravesada aún por la impotencia y el dolor por lo sucedido, se fortalece. Las dos familias, integradas por 12 personas entre adultos y menores, lograron levantar las paredes derrumbadas, ir recuperando el techo que se incendió y confiar en que podrán recuperar de cero su negocio. Ellos solo desean volver a tener su fuente de trabajo digna y propia: "así vamos saliendo", mostraron.

Emocionados y agradecidos: los gestos de comerciantes y vecinos, conmovieron a las familias, en medio de las dificultades.

Con humildad, con lágrimas que aparecen inevitablemente, pidieron un favor: poder agradecer a todos los que los ayudaron y los gestos que los han sorprendido. Porque la gente de buen corazón se ha hecho notar con acciones que ellos jamás olvidarán. "Queremos agradecer las donaciones de Imperio Mayorista y Ferretería Mercado, quienes nos ayudaron muchísimo. Además de eso, cuando les hemos comprado materiales nos han hecho un precio de costo. Se han puesto en nuestro lugar desde el primer momento", señalaron emocionados.

Junto a ellos, también destacaron a César, uno de los panaderos que proveía a su negocio. "Desde hace un mes, nos trae 3 kilos de pan y 20 tortitas para todos los que trabajan. Todo gratis. Eso lo valoro tanto y me ayudó mucho ya que está muy caro el pan", cuenta Alicia, sobre esa mano en el hombro que tanto necesitaban.

Además, vecinos y sanjuaninos que conocieron su caso por los medios aportaron su granito de arena. "Estamos muy agradecidos con todos los buenos ciudadanos que se acercaron a nuestro domicilio trayendo ropa, calzados y también, algunas donaciones de dinero. Junto al que logramos recaudar, a través de sorteos con donaciones, fue de muchísima ayuda ya que lo invertimos en material para levantar las paredes y techo".

En tanto, en este mes, también encararon varias gestiones. El municipio de Rivadavia les realizó abordajes, colaboró con donaciones de mercadería, nylon, palos y recibió nuevas inquietudes de la familia, ya que necesitan poder reinstalar servicio básicos. A través de ellos, recibieron un tanque de agua, tramitado ante el Ministerio de Desarrollo Humano.

"Necesitamos que nos ayuden a solucionar el resto de inconvenientes que tenemos, que son muchos y de vital importancia resolverlos para subsistir dignamente. Nuestra situación es bastante complicada, sobre todo para los niños porque ya se acerca el comienzo de la escuela", marcaron.

El antes: el incendio y las explosiones de garrafas generaron destrucción.

Concentrados en encarar un problema a la vez, no dejan de soñar con recuperar la vida que tenían antes del 1º de enero y la fuente de trabajo a la que apostaron, con sacrificio. "Si bien aún falta muchísimo para poder terminar, no bajamos los brazos y luchamos día a día para levantar nuevamente nuestro hogar. Somos conscientes que la situación es difícil para todos y por eso estamos agradecidos y mantenemos la esperanza que nos sigan ayudando para poder salir adelante", expresaron.

Para ello, la familia recibe donaciones económicas para así afrontar los gastos que atraviesan. Los aportes pueden hacerse a la cuenta de Mercado Pago con el alias Aliciaquiroga20

Galería de fotos

Comentarios