Naturaleza

Bellezas naturales del cielo local: avistaron aves inusuales en San Juan

Desde el 2020 el Club de Observación de Aves de San Juan realiza largas expediciones en los diferentes territorios de la provincia. Esto les permitió notar la presencia poco habitual de algunas especies que no son parte de la fauna sanjuanina.
miércoles, 31 de enero de 2024 22:25
miércoles, 31 de enero de 2024 22:25

El cielo sanjuanino es uno de los más limpios de América del Sur. La poca contaminación lo hace ideal para observar las estrellas. Sin embargo también hay aves que le da mucho color al firmamento y pocos ojos les prestan atención. El Club de Observación de Aves de San Juan está conformado por 55 profesionales que no sólo depositan su mirada y admiración en esta riqueza de la naturaleza sino también los estudian y educan a la sociedad en post de su cuidado. 

De la mano de estos profesionales se han hecho llamativos descubrimientos que mantiene "enamorados" a muchos amantes de la naturaleza. Se trata de especies que no son propias de San Juan sin embargo las emigraciones han hecho que estén presente en estas tierras. Estos son los Playeritos Blanco (Patagonia), Caracolero (Patagonia), Hocó colorado (Costa Argentina sur) y Flamenco (a lo largo del territorio húmedo de Argentina a excepción de Cuyo). Lo extraño de estás aves es que suelen residir en distintos puntos del país con climas muy diferentes a los que San Juan tiene. 

Sergio Villalba, presidente de la COA, explicó que todos los casos son materia de estudio y análisis. El Caracolero, animal que se alimenta como bien dice su nombre de caracoles, comenzó  a residir en la provincia. “Creemos que en algunos de los casos de las aves es por la crisis hídrica, en el lugar que lo encontramos fue una laguna, el ave estaba tranquila y nos extrañó. Después vimos más y supimos que era por eso”, contó a Diario La Provincia SJ

Por otro lado, hay otros factores que atrae la presencia de las aves en el territorio de la provincia cuyana. “Otro de los casos que nos llamó la atención y que en realidad fue un regalo, fue el de los Playerito. Estas aves son 100% migratorias, pero viajan desde la Patagonia hasta Chile, hacia las playas. Los encontramos un día que fuimos a Barreal, se quedaron un tiempo, pero nos dimos cuenta que no era por nada en especial. Solo estaban de viaje y se perdieron”, agregó. 

En este sentido, expuso que es importante tener en cuenta el retroceso que hay en cuanto a los humedales a nivel nacional. “Para la gran mayoría de las aves que llamaron nuestra atención, es muy importante la conservación de los mismos. Al tener un tipo de retroceso, comienzan a buscar donde migrar y donde también comenzar a mudarse. Es por esto que los vemos en la provincia. Si bien pueden o no adaptarse crean todo un movimiento para hacer la prueba”, explicó.

El factor de encontrar aves en la provincia, las cuales no están acostumbrados al clima es un llamado de atención según Villalba para comenzar a cuidar los diferentes territorios, la flora y la fauna. “Es una alegría tenerlas por acá e inclusive nos permite estudiarlas. Pero no significa cosas buenas. Si ellas no están en su hábitat significa que algo está pasando”, aseguró. 

El grupo recomienda trabajar en pos de la conservación de esos ambientes. “La tarea de difusión es muy importante, ya que al construir conocimiento en grupo,  la siguiente tarea es difundirla a la comunidad para que se conozca sobre la fauna local”, dijo. 
 
Hay que mencionar que el COA no sólo destaca en la observación de aves, si no que se han sumado muchos especialistas en flora autóctona,  reptiles, insectos,  anfibios y mamíferos,  los cuales enriquecen cada entrada al campo.

 

Comentarios