Historias

Tulum: un viaje al interior de la innovadora fábrica de cuadernos que conquistó San Juan

Cyntia Catalá y Abel Aciar crearon el emprendimiento que se instaló fuertemente en la venta escolar y ofrece originales productos en papel que se volvieron de colección.
domingo, 3 de diciembre de 2023 09:03

Para los amantes del papel no hay nada más mágico que tener entre manos un producto original, pensado y hasta distintivo. Ni hablar cuando está acompañado de la pregunta: "¿dónde lo compraste?" por parte de quienes admiran un cuaderno o una agenda. En San Juan, tanto en el boca a boca como en los grupos de WhatsApp de colegios y amigos aparece un nombre: Tulum. Se trata de una innovadora fábrica de cuadernos que, en pocos años, logró instalarse entre los sanjuaninos y compite con grandes del rubro a pulso de creatividad, calidad y precios.

Diario La Provincia SJ pudo conocer el taller en el que se fabrican desde cuadernos a planners con una mezcla exacta entre máquinas y el potencial creativo y de trabajo de sus dueños Cyntia Catalá y Abel Aciar.

En acción: Abel y Cyntia producen cuadernos desde el punto cero.

"Empezamos en el 2015, éramos estudiantes y hacíamos ferias de artesanías con agendas pintadas a mano. En una de esas ocasiones, nos invitan a participar de la Feria de la Cultura Popular y del Libro y fue una explosión de demanda ya que a la gente le encantaron los productos. En el primer fin de semana vendimos todo y la feria duraba 11 días", recordó Cyntia. Y agregó: "Nos llevábamos las máquinas al stand para armar agendas, por ejemplo, y la gente nos esperaba para llevarse lo que había elegido. Tras eso, nos dimos cuenta que esto era algo grande".

Abel resaltó que "empezó siendo un emprendimiento artesanal en el que ella hacía la parte artística con diseño y dibujos y yo colaboraba. Todo arrancó con una impresora trabajando, una encuadernadora y la colocación del anillado. Pero nos fuimos ampliando al sumar libretas, cuadernos escolares, agendas docentes y empezamos a funcionar como una pequeña empresa".

Así, uno de los pasos fuertes fue registrar el nombre del emprendimiento que nació con una identidad pero tuvo que cambiar por cuestiones de marca. “Tuvimos que idear nueva marca, nuevo logo y así registrar la marca, a través de una gestora. En un fin de semana pensamos y debatimos nombres y llegó Tulum, que representa el lugar de donde somos y en el logo, lo representamos como una montaña con tres rayos de sol”, ella.

Como todo camino empresarial, el avance tuvo sus desafíos. "Tuvimos altibajos como el que nos planteó la pandemia porque fue un golpazo ya que no se vendían cuadernos y sin saber lo que se venía, decidimos apostar más fuerte. Ahora, en nuestro emprendimiento lo fácil es armar y vender porque la logística que hay detrás es lo que nos demanda. Pasamos del diseño personalizado a ocuparnos de vender más. Así decidimos vender en serie con tiradas de 50 a 100 cuadernos”, dijo él.

Gracias a su crecimiento y a marcar un diferencial en el mercado, ahora están en pleno proceso de expansión. “Avanzamos en una ampliación para trasladar el taller y el sector de stock a otra sala y poder abrir un local showroom para nuestros clientes. Estamos pensando en un diseño lindo para que la gente pueda venir y elegir y tocar los productos. Necesitamos darle esa experiencia”, expresó Cyntia.

“La gente busca tomarse el tiempo para elegir el diseño. La experiencia de comprar va por el disfrute de conocer y elegir. Además, nos sorprendió que coleccionan nuestros cuadernos. Eso nos marca que nos buscan por el diseño, eligen nuestros productos para regalar. Nos compran los papás y las mamás, entre 30 a 40 años, que buscan calidad, que el cuaderno les dure y traen a sus hijos para elegir el diseño”, detalló.

El reto permanente es brindar más opciones y diseños que salgan de lo clásico, entre los que están las agendas, cuadernos pediátricos, libretas para regalo y los planners. En cuadernos ofrecen tamaños A4 con tapa dura y tapa blanda pero resistente, forrados en colores lisos o con diseños exclusivos. También, cuadernos A5 para materias especiales de la escuela o para libreta de comunicaciones.

 

El proceso

En Tulum, el sector del taller tiene la magia que surge del trabajo manual en combinación con el mecanizado. Las impresoras en línea aportan las páginas con sus renglones listos para ocupar desde cuadernos escolares hasta agendas pediátricas.

El corte de las tapas a medida es manual y luego, se pasa al sector de impresión de las tapas, que pueden ser flexibles o rígidas. Se las protege con un laminado en caliente, un “tratamiento plástico” y en el caso de las tapas rígidas, trabajan en un plastificado más sólido.

Actualmente, realizan dos tipos de encuadernación y pronto, sumarán otro más “para un producto nuevo que queremos instalar”, anticipó él. En tanto, que el anillado puede ser metálico con perforación cuadrada o el redondo, que es un clásico.

Con el producto terminado, se actualiza el stock con la carga en la base de datos de un software. Eso les permite saber cuál es la curva de la demanda de los clientes y qué necesitan reponer.

Actualmente, Cinthia trabaja con el catálogo para 2024 con diseños y variedad de productos pensados en qué se ofrecerá a los niños y los adolescentes para la escuela como a los adultos. Además, gestionan el nivel de producción.

Para la venta, un canal importante de contacto con clientes son las redes sociales y por otra parte, la recomendación de boca en boca. “Las familias llegan porque los chicos les piden los cuadernos que tienen sus compañeros. Otros, nos conocieron cuando hacíamos ferias”, recordaron.

Sobre el comportamiento de compras, hay sanjuaninos que se anticipan a armar el combo escolar entre noviembre y diciembre para congelar precios y contar con el producto. “A principio de año, los valores cambian y por eso, aprovechan la ocasión”, señaló Abel.

El fuerte de ventas llega en febrero y marzo, primero para los alumnos de Primaria y después, de Secundaria. Hasta abril y mayo, hay movimiento y luego de ello, los emprendedores ya se enfocan en lo que será la nueva temporada, con la mirada en tener el stock preparado.

“Lo que nos importa es que la gente que nos pide y la que nos visita, encuentre lo que busca. Además, les ofrecemos todas las facilidades de pago y recibimos tarjetas y billeteras virtuales”, explicó Cyntia.

Quién es quién en Tulum

Los jóvenes emprendedores se complementan con sus enfoques sobre la marca, entre el diseño y la producción; algo que fueron trabajando y acordando con el tiempo.

Cyntia y Abel reconocen el trabajo emprendedor como una pasión. Fotos: Maximiliano Huyema- Diario La Provincia SJ.

Cyntia está a cargo del diseño, armado de productos y la promoción de la marca, gestión de los stocks y de software. Y Abel se ocupa de la logística, fabricación, compra y arreglo de máquinas. “Con la restricción de importaciones, fue difícil acceder a los equipos que necesitábamos. Fue todo un desafío. Pero siempre tratamos de innovar y aportar calidad a nuestro trabajo mecanizado”, dijo él.

Sobre emprender, Cinthia reflexionó que “es mi estilo de vida. Siempre quise ser dueña de mi negocio. A la vez, es un camino difícil en ciertos aspectos porque se requiere mucha disciplina y compromiso; se trabaja mucho aunque seas tu propio jefe. No obstante, es hermoso tener la posibilidad de elegir el rumbo de la empresa; es decir, para dónde apuntar”.

Mientras que para Abel “se requiere trabajo, disciplina, persistir y aguantar nervios si uno está convencido de lo que hace. Hay mucha exigencia desde lo anímico, lo físico y a la vez, migrar entre la incertidumbre y la satisfacción como en una montaña rusa”.

Cómo contactarlos

De lunes a viernes, en horario comercial, en su local de calle Hipólito Yrigoyen 2424 Este, frente al Monumento al Planeta Tierra, en Santa Lucía.

En Instagram se los encuentra en @cuadernos_tulum y allí, se contactan por WhatsApp donde es posible acceder al catálogo y así armar pedidos. Realizan, además, descuentos por compras mayoristas.

Galería de fotos

Comentarios