Trabajo

En San Juan, aumentó la cantidad de autorizaciones de padres a hijos adolescentes para que trabajen

El programa se llama "Trabajo adolescente protegido" y se tramita en la Subsecretaría de Trabajo. Pueden acceder a él, menores de edad de 16 y 17 años.
sábado, 22 de octubre de 2022 07:35
sábado, 22 de octubre de 2022 07:35

Desde hace pocos años atrás, en San Juan se reglamentó un nuevo permiso llamado "Trabajo adolescente protegido", que permite que padres les den autorización a sus hijos adolescentes de 16 y 17 años de edad, a que puedan desarrollar tareas laborales de forma controlada y supervisada. 

Con una promoción continua, la cantidad de permisos fue aumentando con el correr de los meses y llegadas las vacaciones de verano se espera que se incrementen. Ésta es una forma de combatir el trabajo en menores de edad no legalizado. 

"Se establecieron las edades mínimas y máximas para trabajar, menores de 16 años no deberían trabajar a excepción del trabajo en espectáculos públicos, para eso tenemos una resolución, y a partir de los 16 a los 18 años el menor ya puede trabajar con autorización de los padres y supervisión de la Subsecretaría de Trabajo. Le llamamos trabajo adolescente protegido", contó José Luis Sánchez, director de Políticas Laborales de la Subsecretaría de Trabajo, a Diario La Provincia SJ. 

Cuando los adolescentes acceden a la autorización para trabajar de forma protegida, para la Subsecretaría de Trabajo es más fácil controlar las condiciones en las que el menor trabaja, ya que se tienen datos concisos de dónde desarrolla las tareas, en qué horarios y bajo qué parámetros. 

"Estas autorizaciones han aumentado porque les estamos dando mayor difusión. La Ley de Contrato de Trabajo pide que el menor sea autorizado por el padre aunque antes no se hacía, desde el área sacamos una resolución, se reglamentó y los chicos menores que trabajan en espectáculos públicos también deben pedir autorización, y por lo general eso siempre se hace. Lo reglamentamos igual como la protección del trabajo adolescentes, y los adolescentes que trabajan en empresas familiares", detalló al respecto. 

Y agregó: "Por mes, estamos al rededor de 6 a 8 autorizaciones (...) se va incrementando porque antes recibíamos 1 por mes. Siempre se ha dado más, por ejemplo, cuando llegan las vacaciones, los padres ahora están tomando conciencia y piden las autorizaciones para que los chicos hagan tareas durante las vacaciones".

Para acceder a dicha autorización, los padres que deseen darle tal permiso a sus hijos, deben concurrir a la Subsecretaría de Trabajo y llenar un formulario dónde se informa dónde van a trabajar los adolescentes, si lo harán para la familia y en qué condiciones. 

"El padre autoriza al menor de 17 años, por ejemplo, a que trabaje en algún comercio o alguna actividad comercial, entonces de esa forma lo autorizamos y supervisamos que se de dentro de los parámetros que permite la ley. En eso se está trabajando mucho porque se hacen muchas autorizaciones", explicó Sánchez. 

En base al reglamento, los adolescentes que posean este permiso no pueden trabajar más allá de las 22 horas y cumplir un horario reducido de 3 horas. Además, no pueden realizar tareas peligrosas. "Todas estas protecciones es porque los menores de 16 años están en pleno desarrollo y no pueden realizar tareas que sobrepasen los límites de su edad o capacidad. Si no estuvieran protegidos, si hicieran tareas peligrosas pueden afectar a la salud", insistió. 

"Esto es muy importante, porque cuando hablamos de currículum vitae su traducción sería 'carreras de la vida', eso implica que el curriculum vitae de una persona está compuesto de todas las actividades, trabajos que realizó, la experiencia laboral y todo el conocimiento que van adquiriendo de la educación formal. Esa experiencia es fundamental y ayuda también a que después, al buscar un trabajo, ya cuente con una experiencia previa", cerró. 

Comentarios