Salud

Biodanza, la práctica innovadora que es tendencia en San Juan

Es una práctica que permite reconectar a la persona con su cuerpo y alma. En el contexto de pandemia comenzó a crecer en San Juan y ahora es tendencia.
sábado, 22 de enero de 2022 08:40
sábado, 22 de enero de 2022 08:40

La Biodanza es un sistema de desarrollo personal para reconectar con la alegría de vivir a través de la música, la expresión, el movimiento y los encuentros grupales. Muchos son los beneficios que otorga a las personas que practican esta danza.

En San Juan ha crecido la tendencia de esta danza. Tal es así, que en varios lugares de la provincia empezaron a incluir está práctica a través de la metodología de clases abiertas para todo público. Noelia Alba es profesora y dicta clases de esta innovadora práctica en San Juan y poco a poco está ganando lugar en la provincia.

“Biodanza es un sistema de integración humana, renovación orgánica, reeducación afectiva y reaprendizaje de las funciones originarias de la vida”, comenzó diciendo Noelia Alba a Diario La Provincia SJ.

La profesional aseguró que en una clase de Biodanza se renueva la biología celular. “¿Cómo lo hacemos? Más allá de que es bailando, es una consigna que brinda el profesor, dentro de un marco teórico, con un tema y con una música que también está estudiada para que produzca ciertas emociones o ciertas funciones en nuestro organismo”, detalló.

Las actividades las hacen acompañadas de la música y baile. “La diferencia con la danza es que no es una coreografía, sino que es un movimiento totalmente espontaneo y voluntario de la persona que lo está danzando que le produce algo esa música. Cada uno hace como quiere, como puede y como le sale”, dijo.

Esta danza se hace en grupos. “Todo lo relacionado al reaprendizaje y reeducación lo logramos en grupos. Nos conectamos con el instinto, con nuestras emociones y eso es lo que hacemos bailando”, resaltó.

“Si bien no es una terapia, la Biodanza tiene fines terapéuticos. La propuesta es siempre hacer una clase una vez por semana, con un minino de tres meses empiezas a notar los cambios. Por eso se considera que es una actividad que disminuye el stress, renueva tus emociones, produce alegría, entre otros beneficios”, detalló.

Las clases abiertas están enfocadas a poder conocer los efectos que tiene la biodanza en el cuerpo y lo que produce. “La propuesta es siempre ir a vivenciar y tomar una clase para descubrir que pasa en nuestro cuerpo simplemente bailando”, mencionó.

En las clases abiertas se acercan personas nuevas y luego se arman los grupos de personas fijas. Después, en un momento dado se cierra no ingresa más nadie. Ellos trabajan todo el año con procesos progresivos de profundización. “En estos momentos de pandemia por cuestiones de protocolos no pueden ser tan grandes los grupos como pasa en todos lados. Con cupos limitados. Los grupos dependen del salón”, mencionó.

Hace diez años Noelia empezó a practicar Biodanza en San Juan. Después se formó. Una vez que se recibió empezó a facilitar.

 “Este espacio que se va abrir en Rivadavia estará abocado a personas mayores de 18 años.  No es condicionante si tienen algún impedimento físico. El salón donde va ser este año es un primer piso, cualquiera puede tomar una clase hombres y mujeres. La propuesta de clases abiertas se brindan para dar a conocer el sistema. Puede venir cualquier persona a probar, conocer y a la que le gustó, empezar después el proceso anual”, resaltó.

Noelia empezó a dar clases en diciembre del 2019 y verano del 2020.“Llegó la pandemia y no pude dar más clases porque es presencial. Esas clases que di fueron en la Facultad de Ciencias Sociales, en el aula 10. Fueron clases muy hermosas asistieron más de 30 personas fue en el marco de la Universidad”, describió.

Rolando Toro Araneda fue el creador del Sistema de Biodanza. Los inicios de esta danza se remontan a 1965. Entre 1968 y 1973 aplicó este sistema en un Hospital y en el Instituto de Estética de la Universidad Católica de Chile. En 1974 la Biodanza llegó a Argentina.

El éxito pedagógico de la Biodanza se debe a sus efectos sobre el organismos como totalidad y su poder de rehabilitación existencial. Esto se fundamenta en 7 poderes, cada uno de ellos con un efecto transformador. Entre ellos se encuentran: el poder musical, el poder de la danza integradora, metodología vivencial, poder de la caricia, poder del trance, poder de la expansión de la conciencia y poder del grupo.

Las personas que asistan a las clases deben llevar: ropa cómoda, barbijo, botella de agua y ganas de bailar. 

Contacto de la profesora: 2645146480 (Noelia Alba)

Comentarios