San Martín

Tenía 21 años y murió atropellado cuando volvía a su casa: ahora un ángel lo recuerda

Miguel Pérez tenía 21 años y volvía de una reunión con amigos cuando el conductor de una camioneta lo embistió. Actualmente su familia busca ayuda para que un profesional los represente y continuar con la causa.
jueves, 2 de septiembre de 2021 14:45
jueves, 2 de septiembre de 2021 14:45

"Siento que estoy haciendo algo por él, la colocación del cartel es muy importante para que no lo olviden", con esas palabras, Clara Guevara contó cómo revivió el accidente fatal que se cobró la vida de su hijo de 21 años, Miguel Ángel Pérez, en San Martín hace 3 años. Todo ocurrió el 1 de septiembre de 2018 pasada la 1 de la mañana, cuando el joven volvía en bicicleta de una reunión con amigos y una camioneta lo embistió y se dio a la fuga. 

Este miércoles en calles Laprida y San Juan, se colocó un cartel con un ángel azul que lleva su nombre y ahora su familia, en medio de una difícil situación económica, busca que un profesional los ayude y represente para continuar con la causa judicial. 

"Era un chico bueno, estudiaba en la mañana y trabajaba en las tardes, los viernes cuando cobraba dejaba dinero para la comida y después siempre se juntaba con sus amigos, como todo chico. Nunca llegaba después de la 1:30 de la mañana, cuando lo atropellaron el acta de defunción dice que falleció cerca de esa hora pero lo encontraron casi a las 3. Si el que se fugó hubiera llamado a la ambulancia hoy tal vez tendría a mi hijo conmigo", contó Clara, madre del chico, a Diario la Provincia SJ. 

Dos semanas después del hecho el conductor de una camioneta quedó detenido y la madre de la víctima lo denunció e inició una causa judicial. Sin embargo posteriormente quedó libre y no hubo mayores novedades. "Cuando lo detuvieron estaba a punto de pintar la camioneta, le secuestraron el vehículo con los tarros de pintura, ya le había arreglado el abollón que tenía. Estuvo preso solo un mes, buscamos un abogado pero no nos avisó que lo habían liberado y nosotros al no tener cómo pagar, no siguió", dijo la mujer. 

En este caso, señaló que actualmente trabaja en la siembra y le es difícil a ella, su esposo y sus otros cuatro hijos poder pagar un abogado que los ayude, sin embargo está dispuesta a trabajar para poder contar con representación jurídica y reactivar la causa. 

"Quiero que se haga justicia, es lo que más quiero. Me levanto todos los días y siento que no puedo hacer nada por él porque soy pobre, es un dolor muy grande. A nosotros nos arrebataron un hijo, él venía a su casa tranquilo, y ahora todos los domingos tengo que ir a ver un cajón por la inconsciencia de otro", finalizó sumida en dolor. 

 

Galería de fotos

Comentarios