Industria

Jóvenes talentos sanjuaninos buscan desarrollar la producción de videojuegos en la provincia

Con diferentes proyectos en marcha, sanjuaninos se animan a relatar qué significa desarrollar videojuegos desde San Juan al mundo.
sábado, 11 de septiembre de 2021 15:20
sábado, 11 de septiembre de 2021 15:20

La industria de los videojuegos se expande a gran velocidad alrededor del mundo y en San Juan no pasa lo contrario. En el último tiempo, artistas locales se abocaron al sueño de unirse a la importante producción del entretenimiento que a lo largo de los años ha sabido conquistar a grandes y chicos, e imponer un sello propio y local hacia el mundo. 

Una de ellas es Julieta Ladstatter, artista 2D, quien relata que sus primeros pasos en la producción los dio en 2015 para una empresa inglesa de la que forma parte actualmente, y desde entonces no le soltó la mano a lo que la apasiona. "Paralelamente en la provincia había comenzado a hablarse sobre el tema de desarrollo de videojuegos, Emilio Ormeño había gestionado una serie de Game Work Jams, que consistía en charlas y workshops dictados por gente de FUNDAV (Fundación Argentina de Videojuegos), y esos eventos juntaron a muchos de los que hoy somos amigos y colegas", contó Julieta a Diario La Provincia SJ.

La joven es diseñadora gráfica y asegura aunque revela que siempre buscó que el dibujo fuera su trabajo. "Después de pasar por hacer ilustración para productos, editorial y cuestiones personalizadas, entré en el desarrollo de videojuegos y realmente fue un sueño cumplido", reveló. Sin embargo su sueño no se frenó ahí, ya que un proyecto propio sobre la industria la ayuda a impulsar el desarrollo de videojuegos a lo largo de los años. 

"Desde mi experiencia estoy colaborando y trabajando para crear estructuras sostenibles en el tiempo que ayuden a nuevas generaciones a formarse y conocer esta industria como una posibilidad y no como una idea loca que a unos pocos se nos puso en la cabeza. Actualmente estoy dando un taller gratuito para iniciarse en el desarrollo de arte 2D para videojuegos, dentro del programa marco de San Juan Tec para promover el desarrollo de videojuegos en la provincia. Además soy parte de los administradores de Crevis  que es la comunidad de desarrolladores de San Juan que reúne tanto a profesionales como a quienes están comenzando a interesarse por el tema", dijo entusiasmada por su labor. 

De esa manera, es que su anhelo ahora es que San Juan también pueda ofrecer la formación profesional que ese sector del entretenimiento necesita para así comenzar a pisar fuerte con proyectos propios. "Hay muchos profesionales de gran nivel, todos trabajando para afuera de la provincia, algunos para empresas argentinas, y otros para el exterior. Personalmente apunto a que exista en San Juan una posibilidad de formación profesional al nivel de otras partes del país, y obviamente que se consolide la provincia como un polo productivo", agregó. En este sentido, aseguró sobre sus sentimientos, que "no se si algún día va a dejar de ser surrealista la sensación de que alguien esté disfrutando de lo que creamos".

Por su parte, el programador Gabriel Ruiz quien recientemente presentó un proyecto que fue seleccionado entre los 30 que serán incubados desde San Juan Lab, señaló: "luego de haber aprendido un poco conocí gente en la Global Game JAM 2016 donde pudimos hacer nuestro primer juego que se llamaba "Costumbres Argentinas" y se trataba de un chico que tenía que juntar todos los "items" necesarios para poder hacer un asado con los amigos. Esto resultó en que esté una semana emocionado casi sin dormir queriendo seguir mejorando el juego después de que terminó el evento". 

En diálogo con este medio, el profesional aseguró que comparte el mismo deseo con su colea, de poder ver en San Juan que haya producción local, "ya que sé muy bien que capacidades no faltan, si no más bien una buena organización para poder crear una empresa en la provincia donde los profesionales locales puedan trabajar. Mi último proyecto personal se llama Tharax's Party y puedo decir orgullosamente que está hecho en gran parte con recursos humanos sanjuaninos, aunque se encuentra en etapa de prototipo", reveló sobre su proyecto seleccionado. 

Respecto a lo que le genera dedicarse a la producción de videojuegos, con proyectos propios y otros para los que forma parte a nivel nacional, Gabriel señaló que siente "un disfrute instantáneo, casi como un éxtasis, pero también se me despierta el bichito de la autocrítica y estoy muy pendiente de analizar la experiencia de cada jugador para ver qué es lo que más les gusta y que es lo que les disgusta para así utilizar esa información como feedback y mejorar mis productos, hasta que no veo que la gente realmente disfruta el juego no me detengo". 

De la misma manera, Juan Leopoldo Sanguin Victorica, quien es Game designer, sostuvo sobre su trabajo que comenzar a andar los caminos de este tipo de producciones le significaron cumplir un sueño de toda su vida. Y en este sentido alentó a todos los que quieran animarse a empezar a perfeccionarse en esta industria a que lo hagan sin mayores temores. 

"Hay una gran cantidad de potenciales grandes talentos, solo falta que se animen a tomarlo como una carrera seria y se comprometan en empezar a crear contenido. Pero de momento está en una etapa muy verde donde somos muy pocos los talentos que estamos enfocados de manera profesional a este bello rubro", sostuvo. 

En este sentido, agregó: "Para continuar desarrollando la industria, lo primero que hace falta es gente realmente comprometida con hacer carrera dentro del desarrollo de videojuegos, el resto es gestionar y presionar para conseguir incentivos e incrementar las oportunidades para ingresar a la industria de manera formal". 

"Es una experiencia genial, casi comparable con el aplauso que puede recibir uno en el escenario, se siente ese golpe de adrenalina y satisfacción al ver como la gente se siente atraída a la experiencia que uno ha creado con tanto cariño y esfuerzo", finalizó. 

Maximiliano Cabañas es programador y Jorge Godoy productor de videojuegos. Ambos aseguran que si bien fueron varias las áreas que transitaron hasta desembarcar en la producción de videojuegos, hoy no se imaginan haciendo otra cosa. "Como programador tengo claro que rol y subrol específico busco interpretar y que necesidades en la producción del producto puedo satisfacer. Eso siempre es muy buscado y valioso a la hora de participar en cualquier proyecto", aseguró Cabañas. 

Maximiliano Cabañas 

Mientras que por su parte, Godoy indicó sobre su carrera: "Comencé por el Centro Polivalente de Arte especialidad Música, estudie teatro con Oscar Kummel, José Annecchini, Escribí, dirigí y publique teatro y comics. Produje carruseles para varios departamentos y comunidades de San Juan. Debido a una enfermedad, tuve que buscar otro espacio que no sea perjudicial para la salud física y que me permita desarrollar el perfil Artístico. Encontré el videojuego como una alternativa, que me permitía hacerlo lejos, de las soldaduras, tallado de tergopol, gases de las pinturas, etc. Hoy el videojuego significa un espacio donde puedo desarrollarme". 

Jorge Godoy 

"El aporte que hemos hecho es resolver una necesidad de otros con creatividad local. Este año estoy abordando una producción original, con un equipo muy talentoso, este producto puede darle a San Juan una luz de las tantas que se necesita en la industria, y visibilizar los talentos que hay en la provincia en las distintas. Hacer videojuegos no es fácil sino se tiene el conocimiento, la paciencia, vocación y esfuerzo. Teniendo estos valores, todo se hace muy divertido y apasionante", añadió con orgullo el productor. 

Las sensaciones para todos es la misma, luego de la producción y de finalizar un producto, esperar la reacción de la gente es lo que más intriga y nervios da. "La sensación de sacar un parche a producción y correr a twitch a ver como reacciona la comunidad con los cambios nuevos es espectacular y ver cómo reaccionan a un cambio que puntualmente hizo uno, es todavía más surrealista". 

Gabriel Ladstatter, Animador 2D, se animó a revelar aún más sus emociones y su visión respecto de los videojuegos y habló de una de las realidades que se viven al momento de producir. "Para mí, ser el animador en un juego no solo me permite crear algo divertido y bonito, sino que también me da la oportunidad de ayudar a otros desarrolladores con sus ideas. Porque no todos tienen las mismas habilidades en el espacio de los videojuegos, es normal imaginar algo y que se vea peor cuando lo haces. Entonces al dedicarme a esto, puedo hacer que la visión de otros tome la forma que se quería desde un principio". 

"Lo más importante para la industria acá, es que se pase más la voz. Porque muchas personas no tienen ni siquiera idea de que hay desarrolladores de juegos en San Juan". Algo parecido enuncia el programador Luciano Díaz, quien subrayó respecto a la producción en el área: "Siento que me ofrecen experiencias increíbles, siento que cada experiencia es un color que voy agregando a la pintura de mis sueños. La gente que conocí tanto acá como en el mundo han abierto mi cabeza y me han hecho ser un mejor desarrollador". 

"Creo que la provincia necesita inversores, gente con capital que decida iniciar un estudio de videojuegos, porque talento ya hay", añadió apoyando las palabras de sus colegas. Es así que desde el sentimiento propio, dijo lo que todo desarrollador de videojuegos percibe y siente: "Es increíble, verlos disfrutar mi juego me vuelve loco, ver que los que juegan llegan en la parte donde se que van a llevar un susto o encuentran la forma de salir de un "puzzle". Es lo que me motiva a seguir creando experiencias a seguir buscando que la gente se divierta,disfrute o descubra cosas con algo que hice". 

Por su parte, el también programador Emilio Ormeño no dejó de lado sus comienzos y abocado a los videojuegos 4X, de Explorar, Explotar, Expandirse y Exterminar, rememoró sus comienzos. "Poder trabajar en el desarrollo de este tipo de videojuegos fue un sueño que siempre tuve desde hace años por lo tanto fue una gran alegría para mí el saber que iba a formar parte de un equipo de primer nivel internacional. Siento que al pertenecer a un equipo de esas características puedo asesorar y puedo enseñar a mis alumnos desde una perspectiva realista y profesional brindándoles consejos y pudiendo transmitir mis experiencias".

Emilio contó que la provincia cuenta desde hace años con un especial interés en el desarrollo de videojuegos, principalmente apuntalado desde el Gobierno y desde el Instituto de Informática de la Universidad, en donde estudiamos la implementación de videojuegos para la salud.

"En mi caso desarrollé un conjunto de aventuras para los videojuegos antes mencionados que fueron muy bien tomados por la comunidad de jugadores. Además pudimos solucionar algunos bugs que tenían esos videojuegos desde hacía tiempo con lo cual fue muy gratificante sentir que el trabajo que habíamos hecho era disfrutado por jugadores de todo el mundo, y muy exigentes por cierto, en este género", culminó. 

Galería de fotos

Comentarios