Historia

Mateo, el 'superhéroe' sanjuanino que libró su gran batalla y le ganó a la leucemia

El pequeño recibió el alta en Mendoza, el pasado 20 de agosto y ahora se encamina a su nueva vida.
viernes, 27 de agosto de 2021 16:50
viernes, 27 de agosto de 2021 16:50

Su lucha comenzó cuando sólo tenía 3 años y un pequeño dolor se presentó por primera vez en uno de los talones, sin imaginar lo que venía y después de que su madre escuchara que "sólo eran mañas", el pequeño sanjuanino Mateo Molina fue diagnosticado con leucemia y se encaminó a dar batalla a la lucha más importante de su vida. 

Fueron cinco años de procedimientos y muchos meses de tener un catéter colocado que debido a la pandemia no pudo ser revisado con anterioridad, pero a su corta edad demostró ser el "superhéroe" que su mamá siempre le dijo. El pasado 20 de agosto, Mateo superó la enfermedad y en un hospital de Mendoza tocó la campana de la victoria. 

"Fue una alegría terrible porque si bien ese momento es lo que uno más sueña y lo que más quiere en el mundo, hasta que no te lo dicen es como que no es. Antes de eso hice una maratón por especialistas de todas las áreas para que le realicen un control y el viernes 20 viajamos otra vez. Llegamos y ya era un hecho, los médicos lo enviaron directamente al alta porque Mateo estaba perfecto", contó aún emocionada su madre, Laura Molina, a Diario La Provincia SJ. 

La historia de Mateo se conoció mucho antes, cuando en 2018 ya cursando el tratamiento, Laura realizó una de las campañas más importantes en San Juan para incentivar a la donación de médula ósea y tras un exitoso resultado, volvió a repetirla un año más tarde, todo antes de que el coronavirus paralizara al mundo. "Era una mamá sola tratando de hacer algo por su hijo y otros niños que peleaban la misma batalla", recordó la mujer. 

Sin embargo, desde 2020 no pudieron volver a Mendoza y en San Juan, un pediatra la ayudó durante la pandemia hasta que lograron regresar a la vecina provincia con una nueva esperanza, que a Mateo le saquen el catéter. Eso fue en abril cuando lo internaron y obtuvieron lo esperado, sin embargo recibieron la noticia aún más alentadora que terminó por cumplirse: en agosto Mateo podría recibir el alta... y así pasó. 

"Es tan emocionante poder concretar eso que era mi mayor sueño después del día de haberlo tenido. Fuimos con mi mamá porque en 2019 falleció mi papá, que fue quien siempre nos estuvo acompañando y quien nos llevó la primera vez a Mendoza. Sé que él también ayudó mucho para que esto suceda y que ahora está más que feliz en el cielo. Esto es una bendición enorme, hay muchos niños que no lo pueden lograr y eso es muy triste", resaltó la mujer. 

Y agregó: "Me encargué de que no lo viviera como una enfermedad y hacerle ver que todo lo que le hacían era necesario para que aumente su fuerza porque es un superhéroe, cuando entraba a quirófano era entrar a su nave. Dentro de todo eso, que si bien él sabía que algo estaba pasando porque lo sentía en su cuerpo y veía las marcas, cuando le sacaron el catéter lo primero que me dijo fue 'ahora sí voy a ser un niño normal'".

Actualmente Mateo ya vive los primeros días de su nueva vida en San Juan, se encamina a regresar a la escuela y también disfrutar del baile ya que con 8 años comenzó a ir a sus primeras clases de ritmos urbanos. "Yo sé que todo pasa por algo y esta fue una gran enseñanza para todos, principalmente para nosotros y quienes nos rodean, es poder ver la vida desde otro punto de vista, poder disfrutar más de las cosas que uno tiene en mano y no estar pensando de lo que no se tiene y quejarse por eso. Es el celebrar la vida, ese es nuestro principal lema y agradecer a Dios por cada día que estamos vivos", subrayó Laura. 

"Hay momentos únicos como este y son para celebrarse al máximo", finalizó la mujer esperanzada por el nuevo nacimiento de su hijo y todo lo que viene por delante. 

 

Comentarios