Historias

Aseguran que el coronavirus dejó más pacientes sanjuaninos electrodependientes

Eso se suma a demoras en entregas de equipos electrógenos para cada paciente, que les corresponden por ley, y a los problemas habitacionales que impiden autorizaciones de internaciones domiciliarias.
domingo, 22 de agosto de 2021 15:03
domingo, 22 de agosto de 2021 15:03

La pandemia afectó a la comunidad electrodependiente de San Juan que no sólo ha sufrido decesos de pacientes sino que se han sumado personas que han tenido serias secuelas post COVID. Además, continúan las demoras en las entregas de equipos electrógenos o UPS y muchos sanjuaninos tienen problemas habitacionales, lo que complica la autorización de internaciones domiciliarias. 

Graciela Espejo, integrante de la Asociación Argentina de Electrodependientes, delegación San Juan destacó a Diario La Provincia SJ que "la Ley 27.351 estableció a nivel nacional la gratuidad del servicio eléctrico para los electrodependientes y en 2018, se adhirió San Juan con la ley Nº 1813. Ante un corte de luz, por ejemplo por el viento Zonda en nuestra provincia, tenemos que llamar al 911. Se activa un protocolo especial para los pacientes que no tienen un UPS o un grupo electrógeno que les permite conectarse. Se le avisa a Energía San Juan de la situación y una cuadrilla debe venir a la zona y también al 107 por la asistencia a la salud del paciente y si es necesario el traslado a un hospital. Hablamos de pacientes que están conectados a respirador o a aparatos que les permiten estar con vida".

Aseguran que los grupos electrógenos aún son escasos en la provincia donde la asociación estima que hay más pacientes por la incidencia del coronavirus. "Hay un proceso que se activa cuando una persona se inscribe en Salud Pública como paciente electrodependiente. Tiene acceso a un medidor que tiene una placa que refiere que es para un electrodependiente y se le debe hacer entrega un UPS que funciona a batería. En San Juan, hubo 21 dispositivos que se entregaron a mediados del año pasado pero no hubo más. Aunque no podemos acceder a números oficiales, pese a haberlo solicitado, contamos con un grupo con miembros de toda la provincia y estimamos que hay 100 o más. Tenemos conocimiento que entre las secuelas que el coronavirus ha causado está la electrodependencia de sanjuaninos. Sabemos de varios casos", aseguró.

En el grupo de WhatsApp de la Asociación en San Juan hay familiares de 50 pacientes y las edades de los afectados van de los 3 meses de edad a los 84 años. Lamentablemente, este año hubo decesos de un nene y una mujer de 69 años por COVID y otros dos casos por las patologías que padecían. No hubo incidencia de falta de energía eléctrica, remarcaron. "En un mes hemos tenido la mayoría de las pérdidas. Como comunidad somos familia y nos sentimos mal porque tenemos pacientes crónicos y sabemos que en algún momento, eso nos puede pasar. Nos afecta bastante", expresó Graciela, que tiene a su hermano de 26 años que hace 16 es electrodependiente.

Entre ellos, se acompañan, contienen y aconsejan en lo terapéutico y en lo humano. "Es un gran respaldo que se une a los médicos terapistas pediátricos o de adultos, kinesiólogos respiratorios, fonaudiólogos y psicólogos que tratan a los pacientes electrodependientes. La mayoría está con internación domiciliaria y empresas que dan ese servicio organizan las prestaciones. Por eso, también es muy importante que los pacientes tengan su propia habitación en una casa que cumpla con ciertos requerimientos. Ese lugar se convierte prácticamente en una terapia", detalló.

Esa es una de las problemáticas que afrontan ya que los hospitales no aprueban la internación en domicilios si no se cumplen las condiciones. "Tenemos 11 pacientes que no tienen casa propia, ya sea porque alquilan o Desarrollo Humano les solventa el alquiler. Ahora, tenemos pacientes que están a la espera de esa solución y es muy difícil para ellos. Es una necesidad imperiosa porque hay chicos que pasan meses y meses esperando dejar el hospital para ir a casa y no pueden. La asistente social no aprueba el lugar donde viven", dijo.

A eso, lo que se suma como urgencia es que se destrabe la entrega de equipos electrógenos a los pacientes. "Necesitamos que se agilicen. Al inscribirse en el registro de electrodependientes, a los 90 días sale la resolución que va al EPRE. Ese organismo se encarga que se bonifique el 100% la factura de electricidad y gestiona la compra del aparato, que es lo que está atrasado. Nos vamos prestando los grupos electrógenos o dependemos de que las empresas de internación domiciliaria lo hagan, con costo para las obras sociales o Desarrollo Humano", puntualizó Graciela.

La Asociación está abierta a sumar a los pacientes sanjuaninos que lo necesiten, comunicándose al 264- 4544320, al perfil de Facebook: Asoc. Arg. de Electrodependientes Delegación San Juan y en "Mujeres por San Juan", con sede en avenida Libertador Gral. San Martín 2154 Oeste. 

 

 

 

 

Comentarios