Nuevo comienzo

Perdieron a uno de sus hermanos por el Covid y hoy vuelven a llenar de "dulzura" a niños sanjuaninos

Con una nueva meta en la vida, hacer lo que Lucho le gustaba y disfrutaba, en estos días salieron a repartir a varias escuelas de San Juan los primeros encargos y ya piensan en las donaciones para el próximo domingo.
sábado, 14 de agosto de 2021 09:00
sábado, 14 de agosto de 2021 09:00

Durante el verano sanjuanino, el coronavirus se cobró la vida de un "soldado solidario", un joven de 31 años llamado Luis Rodríguez, o "Lucho" como muchos lo conocían, y que con su arte de la globología se encargaba de alegrar y llenar de color los momentos de juegos de cientos de niños en la provincia. 

Lucho estaba en todos los actos solidarios que se organizaban para ayudar y asistir a pequeños en situación de vulnerabilidad, además de ser miembro de la reconocida marca de algodones de azúcar "Raulito", un emprendimiento familiar que ha sabido ganarse los corazones de grandes y chicos con sus tradicionales "copitos". Tras la muerte de Lucho, su familia encontró en la firma y el amor por los niños, un nuevo comienzo llevando como bandera la vida las ideas del joven y el legado que supo dejar. 

“Vamos luchando con la pérdida de Luis ya que él era uno de nuestros ejes para nosotros también, aparte de lo del trabajo. Él era el que atraía a los niños porque tenía ese don de poder hacer jugar a los niños, de organizarlos y sacarles una sonrisa”, contó su hermano Darío a Diario La Provincia SJ. Después de vivir el duro momento y pasar por una situación de salud complicada del padre de los jóvenes, hoy vuelven fortalecidos a llenar de dulzura a niños por el Día de las Infancias. 

Con una nueva meta en la vida, hacer lo que Lucho le gustaba y disfrutaba, en estos días salieron a repartir a varias escuelas de San Juan los primeros encargos de algodones de azúcar, y ya piensan en las donaciones para el próximo domingo 15 de agosto. “Apostamos al futuro, Luis se fue pero nos dejó una gran enseñanza que la vida hay que vivirla a pleno, que no hay que dejar cosas en el tintero, y si nos llega a tocar no irnos con ninguna deuda que es lo que hizo él, vivió su vida a pleno y dejó todo lo que tenía que dejar”, sostuvo de su hermano. 

Y agregó: “Pensamos seguir el legado que él nos dejó que es trabajar y ayudar cuando se pueda. Mis padres están muy aferrados a Luis, por más que no está presencialmente, nos cuida y sigue acompañando. En casa hicimos un altarcito y tenemos una pared decorada con fotos de Luis y de todo lo que hacía”. 

Otra de las integrantes de la familia Rodríguez, Gabriela, señaló que aunque la familia también transitó el Covid-19, la pandemia mostró su peor cara cuando el joven murió pese a que no padecía ningún tipo de comorbilidades. 

"Después de la partida de nuestro hermano a veces estamos bien, agradecidos porque Luis nos dio mucho amor y nos dejó bellos recuerdos, pero otros días no podemos creer que le haya  pasado él, que ya no esté aquí acompañándonos con su sonrisa con sus canciones sus bailes y sus globos, era pura alegría. Nos pasó como un huracán por encima, ahora vivimos atemorizados de contagiarnos de nuevo y perder a alguien más", reveló la joven, aún conmovida por el recuerdo de Lucho. 

"Ahora que se viene el día del niño y los recuerdos nos invaden, Luis para esta fecha trabajaba a mil, juntaba plata meses antes y compraba globos para hacer formas y los regalaba en chocolates, en la plaza, a los hijos de amigos y hasta en el colectivo. El año pasado en pandemia, él con otras chicas armaron los globos y los entregaron puerta a puerta, con protocolos, ya que los pequeños no podían salir a ningún festejo. Terminaba destruido pero feliz", añadió sobre el joven. 

En el nuevo comienzo la familia sumó la venta de comidas los fines de semana y al negocito le pusieron el nombre de "TIO POLLO", en honor a Luis, porque amaba a sus sobrinos y tenía muchos "del corazón" que también lo adoraban. "Tratamos de mantenernos ocupados y también unidos, es la única manera de seguir y que salir adelante acompañándonos,  siendo pilares para nuestros papá", finalizó Gabriela. 

 

Galería de fotos

Comentarios