Testimonio

Padre del nene que murió en Rawson, tras la libertad al conductor: “es una impotencia bárbara”

El hombre había sido procesado por Homicidio Culposo Cuádruplemente Agravado y había quedado con prisión preventiva por 4 meses. Sin embargo en las últimas horas se dio lugar a la apelación de su defensa.
viernes, 13 de agosto de 2021 16:00
viernes, 13 de agosto de 2021 16:00

“Es una impotencia bárbara (…) no era así lo que pensamos que podía llegar a pasar”, con esas palabras Roque Silva, padre de Benjamín, el niño de 8 años que fue atropellado en Rawson el pasado 11 de julio y que murió por el impacto, definió el último fallo por parte de la justicia de Impugnación que en las últimas horas otorgó la libertad al conductor Walter Sigalat.

El hombre había sido procesado por Homicidio Culposo Cuádruplemente Agravado y había quedado con prisión preventiva por 4 meses. Sin embargo su defensa apeló el procesamiento que tuvo lugar por considerar que no existe posibilidad de fuga.

“No es así la justicia últimamente, no nos sirve esa justicia porque si sigue así va a quedar libre y el que queda libre nunca hace lo que le dice la justicia. La vida de mi hijo no me la van a devolver por más que esté preso o libre”, sostuvo con dolor Roque, a Diario La Provincia SJ, al enterarse del fallo, este viernes.

El siniestro vial ocurrió el domingo 11 en la madrugada en inmediaciones de calles Santa Rosa y Félix Aguilar, en Rawson. Allí, Benjamín estaba en la vereda cuando Sigalat, que manejaba en estado de ebriedad y a contramano según las pericias, chocó contra otro auto que terminó impactando al niño.

“Yo quiero que se haga justicia y que no ande suelto, directamente no lo quiero porque es otra amenaza”, cerró el padre del menor, aún conmovido por la nueva decisión judicial.

En una audiencia anterior, la abogada defensora del conductor, Filomena Noriega, había señalado que Sigalat le relató que hasta el día anterior había estado aislado por coronavirus y el día del choque, "le pidió a un hermano y a un hermano que se reunieran para ver el partido de la Selección Argentina".

Y agregó: "Aunque pensaba en quedarse en su casa, se reunió con el primo y tres personas más. Al regresar, quiso tomar un atajo a su casa porque la novia ya había llegado del trabajo y tomó la calle. Dijo desconocer la orientación de la calle y que escuchó un estruendo y tras el golpe, no recuerda lo que pasó. Tomó conciencia recién en la comisaría".

"Le pidió disculpas a la familia del nene y se puso a entera disposición. Nunca quiso que sucediera ese accidente y menos con estas consecuencias. Las tres familias afectadas están pasando por una mala situación", enfatizó Noriega.

Comentarios