Historia

A 10 años de la muerte de José María Cappes: "de la justicia no se puede esperar nada"

Violeta Robledo mantiene vivo el reclamo de justicia por su hijo que falleció atropellado en Rawson y abandonado el 9 de julio de 2011.
viernes, 9 de julio de 2021 12:30
viernes, 9 de julio de 2021 12:30

El 9 de julio de 2011 quedó marcado en la memoria de la familia Cappes. Aquel día José María fue atropellado en calle General Acha y Progreso, en Rawson. Iba caminando con 4 amigos y alguien lo embistió y abandonó. Nunca se supo quien fue y la causa ya prescribió, con lo cual nunca pudo hacerse justicia.

A 10 años de aquella tragedia, su mamá lo mantiene vivo en su memoria y corazón, confiando plenamente en la justicia de Dios. "De la justicia del hombre no se puede esperar nada. Siempre dije que no se encuentra lo que no se quiere buscar y si no se busca, no se encuentra", expresó Violeta Robledo, mamá del joven, a Diario La Provincia SJ.

Con la voz quebrada, dejando traslucir la herida que aún se mantiene vive, la madre del chico de 22 años contó que cada vez es más impotencia la que siente. "Pero no es solo hoy sino todos los días. Es el día a día y van sucediendo cosas en la vida de uno que querés compartirlo y te da tanta bronca. No tenes palabras para describir el dolor", subrayó.

Aquel 9 de julio, el joven había estado hablando con su mamá hasta tarde. Luego quiso salir con unos amigos pero en el camino la desgracia lo encontró. Su mamá aún recuerda no solo su mirada y su sonrisa sino las últimas palabras que él dijo antes de irse.

"Estuve con él hasta las 2.15 de la mañana en esta casa que vivo ahora. Fue la última vez, me fui a mi casa en Santa Lucía y como habían muchas cosas por hacer el 9 de julio, me dijo que iba temprano a la casa. A las 5 de la mañana me llamaron para decirme lo que había pasado", recordó.

El caso de Cappes se convirtió en uno de los más emblemáticos en la provincia. Si bien hubo siniestros viales con fallecidos, el de él marcó a la sociedad no solo porque el joven fue abandonado por el conductor del vehículo que lo embistió sino también por la lucha incesante de la familia que mes a mes, año a año siguieron reclamando justicia y manteniendo vivo el recuerdo en la memoria de los sanjuaninos.

Pese a todo, nunca aparecieron testigos certeros que permitieran capturar a quien lo atropelló. "Por ahí la maldad de la gente nos decía 'está en tal lado, en tal otro'. Por ahí la gente juega con esto o por hacer daño. Y la justicia no buscó, muchas veces me dijeron que era hijo de un policía y no se busca lo que no se quiere buscar. Más allá de la recompensa que hubo, nadie quiso hablar", destacó Violeta.

La imagen que da fuerza a la familia, donde se ve un perfil

Este viernes se cumple la primer década sin él y para la madre "fueron 10 años de dolor". "Si sabes que tiraste a 4 niños y mataste a 1, llevas todo dentro de tu mente y tenes que ser muy frío o inhumano para no hablar. Pero creo en Dios, tal vez no lo vea, tal vez pase el tiempo y no sepamos quien fue pero dentro de todo Dios sabe por qué", sentenció. 

Más allá de recordarlo ella, el objetivo de la madre es que la gente no lo olvide, lo mantenga siempre vivo en la memoria, por eso las redes sociales son el lugar donde comparte mensajes emotivos para él pero también pidiendo que esto no quede impune.

"Creo en Dios, se que va a ayudar a que esa persona no se quede tranquila, no fue un accidente de tránsito, los accidentes se pueden evitar y algo traía encima, venía con alcohol o a saber. No podes tirar a 4 personas y seguir, esconder el auto. Yo quiero que no sigan habiendo otros José María Cappes", finalizó confesando que se mantiene en pie por él, "porque no le gustaría que caiga"

Comentarios

Otras Noticias