Turismo

Tras intenso trabajo de vecinos, el cerro El Calvario de Calingasta sumó una imponente "estación"

El proyecto une a un grupo que quiere recuperar la identidad que tuvo el lugar, aunque les cueste subir a pie todo los pesados materiales de construcción. Lograron un gran hito y van por más.
jueves, 8 de julio de 2021 17:27
jueves, 8 de julio de 2021 17:27

Un proyecto no dejaba de dar vueltas en la cabeza de Leticia Fernándes, una profesora de Matemáticas radicada desde 1996 en Calingasta: poner en valor el conocido cerro El Calvario, asociado a la Pasión de Cristo con sus estaciones. Y tras emplazar una cruz luminosa, ahora lograron colocar la estructura imponente que marca la primera estación. Vale destacar que este proyecto es motorizado por los vecinos, con ayuda y donaciones, y son ellos quienes a pico y pala y subiendo a pie los pesados materiales de construcción, van avanzando.

"Las dificultades para soldar las piezas fueron muchas, pero con esfuerzo y fe se logró", destacó Leticia a radio Manantial. Agregó que  "son muchos los vecinos que aportan su granito de arena. Pero necesitamos que empresas y más gente aporte desde mano de obra a materiales. Tenemos que llegar a la cima del cerro cargando bolsas de cemento y piedras. ¿Sabés lo que pesa una piedra cuando vas subiendo la cuesta del cerro?".

Sin embargo, nada los doblega en el propósito de completar este circuito turístico religioso. En la primera estación del Via Crucis intervino Juan Diapolo en el diseño de las estructuras (creador también del Cristo de la Misericordia) y la empresa Indumet las creó.

Leticia contó a Diario La Provincia SJ que el proyecto en el que comenzaron 3 personas ahora sumó más voluntades para trabajar y cerca de 40 donaron dinero para comprar todo lo necesario para estructurar un nuevo atractivo de turismo religioso. Los vecinos se unieron y pusieron manos a la obra y la cuarentena no los frenó sino, por el contrario, los llevó a organizarse para trabajar sin transgredir lo dispuesto por el aislamiento.

"En diciembre de 2019 y en febrero de 2020 nos reunimos con el intendente Jorge Castañeda y nos dio el Ok. Nos sugirió que habláramos con Juan Diapolo, arquitecto del Cristo de la Misericordia que se ve desde la cima de El Calvario. Fuimos al lugar, que no conocía, y nos dio una gran idea: que en la cima coloquemos las 14 estaciones y la 15 sea la Cruz mirando hacia el Cristo de la Misericordia", relató.

Los vecinos voluntarios encararon la obra que realmente es titánica por el esfuerzo que significa subir, bajar y trabajar en pendientes agudas que tiene el cerro. "Es realmente un calvario", bromea Leticia. "Hemos subido bolsas de cemento, herramientas, piedras y hierros. Por supuesto, también la cruz que fue realizada por un metalúrgico a modo de donación. No nos cobró por su trabajo e hizo una obra maravillosa. La levantamos e iluminamos con LED".

La cuarentena les había planteado la dificultad de conseguir mano de obra pero las ganas pudieron más y trabajan lunes, miércoles y viernes. En junio pasado se concentraron en mejorar el sendero de ascenso. "Estamos muy agradecidos con la escuela Manuel Savio que nos prestará un martillo eléctrico para romper las piedras en el camino. Trabajamos en hacer escalones con madera y estacas de hierro y en armar sectores de descansos con bancos para que la gente frene y hasta, si quiere, coma algo o tome mate. Pensamos en todas las personas que tienen ritmos distintos para subir y bajar. Asimismo, colocaremos barandas en las zonas más peligrosas y en ensanchar el camino", señaló.

"Esperamos que la gente de aquí y los visitantes puedan conocer la vista espectacular de todo el Valle, cumplir una promesa o incluso, ascender haciendo deporte", señaló sobre el atractivo que va tomando forma con pasión. 

 

Galería de fotos

Comentarios