Historia

Lucas, el tatuador sanjuanino que se enfrenta a los desafíos de la pandemia desde su estudio

Lucas Palacio tiene un pequeño estudio frente a la cancha de San Martín, aunque sus trabajos se hacen cada vez más conocidos entre los sanjuaninos.
sábado, 17 de julio de 2021 14:55
sábado, 17 de julio de 2021 14:55

Este 17 de julio, se celebra en el mundo el Día Internacional del Tatuaje, y desde San Juan y desde un pequeño estudio ubicado frente a la cancha de San Martín, un joven tatuador se encamina a ser un reconocido artista en la provincia. 

Se trata de Lucas Palacio, quien a través de los años ha sabido sumar a su cartera de clientes decenas que decidieron llevar en su piel, tanto los diseños del tatuador, como así también tendencias de modelos en tinta. En este día, el joven reflexionó sobre los desafíos que la pandemia le puso, cuando recién comenzaba su camino de forma profesional. 

"Hace 5 años compre mi primera máquina, de ahí comencé en el mundo del tatuaje, primero tatuando a amigos y conocidos, gratis, o por los insumos. Se podría decir que desde hace 2 años y medio, tatúo seriamente que es el tiempo que pude montar mi estudio y desde entonces mi manera de trabajar cambió", comenzó reflexionando Lucas, a Diario La Provincia SJ. 

Ilusionado por comenzar a recorrer de manera profesional, el camino del arte en la piel, Lucas tuvo un comienzo que no olvidará ya que el coronavirus llegó a la provincia y su trabajo quedó inhabilitado entre las medidas para tratar de mantener los contagios. En ese tiempo debió reinventarse con otros trabajos, aunque el arte siempre se mantuvo presente en su día a día. 

"El trabajo en pandemia la verdad que costó mucho, al principio por la poca información que había respecto al virus, pero después me fui acomodando, aunque los clientes disminuyeron. Por suerte siempre un turno salía al día.  Hoy podría decir que la situación se acomodó bastante", reveló. "Con este escenario es todo un poco raro pero siempre poniéndole ganas para seguir haciendo esto que tanto amo, y más hoy en este día especial", agregó. 

Los diseños del joven, de a poco comenzaron a enamorar a sus clientes, hasta el hecho de pedirle grandes trabajos que le llevaron muchas horas entre máquinas y tintas. De la mano de su experiencia, Lucas se toma el tiempo necesario para que todo quede perfecto y los sanjuaninos obtengan exactamente lo que quieren. 

"Mis objetivos en esto es seguir creciendo como artista, siempre paso a paso, disfrutando el día a día, uno nunca sabe hasta donde se pueda llegar. Serían un sueño poder ser reconocido en San Juan y en el país pero bueno, hay que seguir trabajando para poder conseguirlo", se ilusiona respecto de su futuro. "Para mi poder vivir del tatuaje es un sueño hecho realidad, el arte es mi vida, desde que tengo memoria siempre dibujé y pinté hasta que de grande pude comprar mi primera máquina, eso fue un antes y un después en mi vida", reveló con emoción. 


En su prometedor camino, últimamente, Lucas fue testigo de los cambios que se dan en el mundo de los tatuajes y se muestra esperanzado con la actitud de los sanjuaninos al considerar tatuarse. 

"Mucha gente mayor se está animando a tatuarse, como así también mucha gente se tatúa con sus hijos, cosa que hace unos años no se veía tan seguido como ahora. En este escenario, en mayor medida, mis clientes tienen un promedio de 18 a 25, o 30 años", finalizó. 

Comentarios