Historia

Contener a los niños y brindarles afecto, el rol de Casa Cuna que se intensifica en pandemia

Casa Cuna cumple 61 años en San Juan conteniendo a los niños en situaciones complejas. Actualmente tienen 2. Durante la pandemia descendió la cantidad de niños en condiciones judiciales.
viernes, 11 de junio de 2021 09:48
viernes, 11 de junio de 2021 09:48

Contener y acompañar en un momento difícil y complejo. Ése es el rol de Casa Cuna que este viernes cumple 61 años de trabajo en la comunidad de San Juan. Pero este año es diferente al resto. Durante el 2020-2021 pudieron prestar el servicio a alrededor de 30 chicos, una cifra menor a años anteriores, y las condiciones de alojo no fueron como antes cuando los menors podían vivir el tiempo que dispusiera la justicia dentro de la histórica casa en el Hospital Rawson.

Para este periodo, los miembros de esta comunidad alojan a los chicos en sus viviendas para evitar los riesgos de contagios de coronavirus. Esto llevó a extremas otras medidas y articular nuevas formas de trabajo pero siempre bajo  los mismos parámetro de amor y contención.  

"Hemos seguido trabajando, no de la forma que veníamos haciéndolo sino que hemos continuado con nuestra tarea tanto en el cuidado de los niños como asistencia en extensión de obras. Hemos apoyado familias carenciadas y con algunos problemas, canalizando las donaciones de gente de confianza que recibimos", comenzó explicando Mariana Gil, desde este organismo, a Diario La Provincia SJ.

Casa Cuna aloja a niños alejados de sus papás por medidas excepcionales dispuestas por diferentes motivos que pueden darse desde de la Dirección de la Niñez o por los Juzgados. La casa que está ubicada en el Hospital, permanece cerrada desde marzo del 2020, o sea desde que se inició la pandemia en San Juan, pero los chicos los reciben en domicilios particulares de la comisión directiva, con el seguimiento de autoridades de control, tratando de continuar con la labora que es esencial.

"En este año la cantidad de chicos que estamos asistiendo han sido menos que otras oportunidades porque en el 2019 recibimos muchísimos chicos, al igual que principios del 2020. En este último año han pasado cerca de 30 niños mientras que en el 2019 la cifra era mucho mayor, podía alcanzar a 50 menores. Incluso a fines del 2019, solo en diciembre, tenían 9 niños", explicó Gil.

La función de Casa Cuna es solo recibir, contener y cuando la Justicia ordena, deben entregar los menores a quien disponga. Las situaciones complejas se han seguido dando en la provincia pero eso no ha repercutido en más niños intervenidos. "No sabemos por qué se dio esta baja y no queremos festejar. Los indicios dicen que hay más pobreza y más violencia pero nosotros hemos tenido menos niños", agregó.

La comunidad solidaria de Casa Cuna en San Juan supera las 70 personas, de las cuales la comisión directiva está integrada por cerca de 20 personas y los voluntarios llegan a ser alrededor de 50. 

"Todos nos encariñamos con los niños pero el cariño es multiplicador, no resta por ningún lado. Por suerte, muchos papás tienen contacto con los chicos, reconociendo el eslabón que significó Casa Cuna en la vida de los menores. Uno se queda contenta que están mejor con su familia. Somos un eslabón, no somos la familia del niño", aclaró.

Actualmente Casa Cuna tiene 2 niños y paralelamente al cuidado de los mismos ya trabajan en una serie de actividades pensadas en ayudar a los que menos tienen o atraviesan una difícil situación por la pobreza.

Comentarios