Historia

Javier, el minero que apostó a su propia pyme y hoy provee a la empresa más grande de San Juan

Javier es un joven emprendedor que comenzó a trabajar en el sector minero con apenas 18 años de edad. Hoy tiene 38 años y desde hace 6 cuenta con su propia empresa.
viernes, 7 de mayo de 2021 11:00
viernes, 7 de mayo de 2021 11:00

Cuando tenía 18 años de edad comenzó a transitar el camino de la minería por necesidad. Sin embargo hoy, con 20 años más, lo vive como un sueño alcanzado. Javier Illanes es un joven emprendedor que de la mano de la minería sustentable se convirtió en propietario del único taller de mantenimiento de extintores de incendios en Iglesia, un negocio que estableció con el apoyo de Barrick.

Actualmente es uno de los 3 talleres certificados que hay en San Juan en esta materia y fue el primero en certificar una norma Iram en Iglesia. Allí se cargan entre 150 y 200 matafuegos mensuales en promedio y permite enfrentar la crisis provocada de la pandemia con cierta seguridad.

"Comencé muy joven, a los 18 años de edad, cuando terminé la secundaria y empecé a vincularme con la minería. Después fui empleado de minera Barrick, allá por el 2005 cuando trabajé fuera de ruta. Con el pasar de los años pensé en que necesitaba hacer algo mio, propio. Ahí se me ocurrió hacer un taller de recarga de matafuegos que es hoy mi sustento, mi fuente de trabajo", relató Illanes a Diario La Provincia SJ.

El camino de la minería lo inició casi por necesidad. Al vivir en un departamento alejado de la ciudad, sintió que no tenía muchas posibilidades de estudiar en la universidad. Se le hizo muy difícil seguir estudios superiores en la ciudad de San Juan y por eso empezó a trabajar, como lo hacen muchos jóvenes en aquel departamento.

"Me vinculé a una empresa de combustible que empezó a hacer el almacén de abastecimiento de combustible que subía a la mina. Empecé como playero y después subí a la mina Veladero cuando todavía no estaba hecho el camino. Ahora tengo 38 años de edad y llevo más de la mitad de mi vida vinculado a la minería, pero desde hace unos años como independiente", destacó confesando que quien lo incentivó para entrar al rubro fue su hermana que es 3 años mayor que él y lo alentó a apostar a un emprendimiento como proveedor minero. 

En el 2015 apostó a tener su propia empresa y hoy por hoy el taller es su fuente de trabajo. Pero además la de un equipo que trabaja con él. En este taller encontró la oportunidad de "desarrollarse" en su departamento, en su Iglesia natal, y decir: "no necesito mirar más allá, irme, con lo que hay acá puedo seguir". 

"Se me haría mucho más difícil poner algo en la ciudad, se haría imposible. Al tener esta fuente de trabajo acá de la mano de la minería, veo que la oportunidad está acá. La minería te brinda esa seguridad gracias a que sigue estando acá y uno puede aprovechar eso", agregó. 

Javier es padre de 2 chicos de 5 y 8 años de edad que hoy se convierten en su mayor impulso para seguir adelante. La posibilidad de crecimiento de la  mano de la minería le da la perspectiva para pensar en un futuro más certero para ellos. 

"Nos damos vuelta en esta situación tan difícil del país en materia económica y de pandemia con todos los factores que se pueden presentar siendo una pyme tan chica. La minería tiene esa fuerza que va para adelante y de cierta forma te hace sentir seguro porque si continúa nosotros seguimos. En plena pandemia paramos un par de días pero luego se reactivó y seguimos para adelante", contó.

Finalmente agradeció "a la minera porque siempre están presentes porque fueron parte de esta creación". "Fueron los padrinos, de esta empresa. Sin ellos la verdad se me hubiera hecho mucho más difícil. Siempre muy agradecido a la parte de Desarrollo Sustentable porque sin ellos se hubiera hecho el camino muy pesado y hoy es una realidad", finalizó. 

Comentarios