San Juan

Modificaciones de protocolo y angustia por la situación: así viven los rubros que siguen en Fase 1

Alberto Olivera, presidente de la Cámara de Boliches, aseguró que actualmente el 30% de los empresarios del sector se encuentran trabajando con el protocolo para gastronómicos.
sábado, 20 de marzo de 2021 12:04
sábado, 20 de marzo de 2021 12:04

Pasó un año de comenzada la cuarentena por coronavirus en todo el país y la actividad económica en San Juan volvió a abrir casi en su totalidad, a diferencia de algunos rubros que aún esperan por la habilitación del Comité Covid-19. En este aspecto, gauchos, empresarios de salones de juego y boliches se esperan con un cambio de escenario que les permita volver a sus actividades. 

Alberto Olivera, presidente de la Cámara de Boliches, aseguró que actualmente el 30% de los empresarios del sector se encuentran trabajando, en medio de lo que fue reinventarse para seguir subsistiendo y pasar a funcionar como bares. "El protocolo se presentó, se modificó pero nunca se aprobó. Armamos un protocolo para bailar, igual que como si fueran a un bar pero con espacio para poder movernos al lado de la silla, sin tener que cruzarse en las burbujas, básicamente es eso lo que pedimos, movernos sin barbijo al lado de la silla y sí usarlo cuando se asiste al baño", detalló Olivera a Diario La Provincia SJ. 

En este caso, otras cámaras que también dependen de los bolicheros, como sonidistas, luminadores y fotógrafos, vieron modificada su tarea debido a la prohibición sobre los locales bailables para volver a funcionar. "Uno para reinventarse, depende de lo que va a vender y eso también depende de la estructura que se tiene, todos somos conscientes de las limitaciones que tenemos pero necesitamos trabajar todos", agregó. 

La Cámara propuso en su protocolo recibir a grupos a los que al ingresar a la disco se les tomará la temperatura. De a 4 personas aproximadamente se ubicarán alrededor de una mesa. Allí encontrarán alcohol en gel y podrán bailar al lado de esa mesa y sillas. No se permitirá, en esa burbuja perimetrada, que haya intercambio de lugares y de acuerdo a la capacidad de las discotecas se decidirá qué porcentaje de ocupación se tendrá.

Los gauchos 

Otro de los grupos que hace un año no pueden volver a sus actividades habituales son los gauchos, quienes hace días se vieron imposibilitados de realizar un Ensayo Cultural Ecuestre, motivo que los llevó a una manifestación pacífica para pedir por la habilitación de lo que hacen. 

"Seguimos esperando y convocamos a todos aquellos de la actividad comercial y que viven de los eventos culturales, como montadores, tropilleros y apadrinadores, sería ideal. Los predios siguen tributando y no pueden pagar la luz, no pretendemos subsidios del Gobierno", señaló Maximiliano Ortiz a Diario La Provincia SJ.

El protocolo para volver fue aprobado por el Comité Covid-19 pero no por el Comité Ético, según aclaró Ortiz. El mismo indica en su escrito que solo permite 10 paisanos montados adentro del campo, cada paisano debe constituirse al costado de la cancha en burbujas de 8 personas, cada uno con distanciamiento de más de 2 metros. Se exige el uso de barbijo permanente, no se pueden desarrollar baile y todos deben estar sentados. No hay expendio de bebida ni comida. No pueden hacer comida en el lugar y se exige la sanitización permanente de cada espectador. 

Patios de Juegos 

El 18 de marzo de 2020 los patios de juegos del Hiper Libertad (Crucijuegos), Patio Alvear (Neverland) y Espacio San Juan Shopping (Playland) cerraron sus puertas por tiempo indeterminado por el avance de la pandemia del coronavirus. Casi un año después, el 18 de febrero, pudieron volver a la actividad, y así trabajar, pero duró sólo una semana. 

"Seguimos sin abrir aún, no nos han habilitado. Tenemos que esperar 15 días para que el Comité Covid-19 haga un estudio epidemiológico del resultado de las clases para ver si nos habilitan o no", comenzó explicando Mario Montiveros de la sala Crucijuegos, a Diario La Provincia SJ.

Más de 30 familias que trabajan de las salas de juegos en San Juan, siguen esperando volver a la actividad y la situación es desesperante. "Tenemos las expectativas que vamos a abrir pronto. Cuando escuchamos desde otros países de que la situación está empeorando se nos viene el ánimo abajo. Es complicado. Se mezclan todos los sentimientos y queremos trabajar", señaló Mario.

Comentarios

Otras Noticias