San José de Jáchal

Después de 10 años, el Templo de Jáchal reabrió sus puertas

Ante una multitud de jachalleros y turistas emocionados, San José regresó al Templo.
domingo, 17 de octubre de 2021 09:24
domingo, 17 de octubre de 2021 09:24

En un día muy esperado por la comunidad jachallera, tuvo lugar este sábado, la inauguración de la obra de intervención del Santuario Arquidiocesano de San José de Jáchal, ubicado en la ciudad del departamento, frente a la Plaza Fundacional.

El mítico templo jachallero, de más de 140 años, fue construido entre 1875 y 1878 y fue en 1978 cuando se declaró Monumento Histórico Nacional. Pero el paso del tiempo, las condiciones climáticas de la provincia y la construcción de adobe, fueron una combinación que daría por resultado el colapso de la iglesia.

Luego de ello, se cerraron sus puertas por una década, en resguardo de fieles y turistas que acudían a disfrutar del lugar religioso. El proyecto de restauración buscó mantener la imagen exterior urbana de la obra, en todos aquellos elementos que hacen a su esencia y reforzarla al ampliar el atrio existente y reemplazar las obras de apoyatura contiguas al templo.

El acto de inauguración estuvo presidido por el gobernador Sergio Uñac, acompañado por monseñor Jorge Lozano; los ministros de Gobierno, Fabiola Aubone; de Hacienda Marisa López; de Obras y Servicios Públicos, Julio Ortìz Andino; de Turismo y Cultura, Claudia Grynszpan; de Salud, Alejandra Venerando; el intendente Miguel Vega y vecinos de la zona.

El acto comenzó con la entonación del Himno Nacional Argentino. Luego, el gobernador Uñac y el intendente Vega recibieron de manos de la empresa constructora Ingeniero Julio Nacusi Construcciones SRL, las llaves de la obra de la iglesia.

A continuación, agentes de la Salud Pública del departamento, ingresaron la imagen de San José de Jáchal nuevamente al templo.

Al comienzo del acto se escuchó la palabra de Uñac, quien agradeció la presencia de la familia jachallera, del intendente Vega, por la calidez con la que siempre fue recibido e hizo hincapié en que su intención siempre fue “cumplir la palabra empeñada en que este templo debía ser nuevamente una realidad para un pueblo que lo abrazó más allá de las creencias porque está en el corazón de cada uno de los jachalleros. Gracias a los diputados departamentales y a los concejales, a monseñor Lozano agradezco su presencia y sus palabras, al padre Orlando y a cada uno de los sacerdotes que nos acompañan. Esta es la Casa del Señor, y desde los gobiernos provincial y municipal, restauramos algo tan significativo como esta iglesia, que además es nuestra iglesia, el lugar donde venimos a pedir y a agradecer, a sonreírnos y a llorar alguna pena, y estamos orgullosos de ella. Por lo que veo, los jachalleros están también muy agradecidos de su conducción”.

Continuando, el gobernador dijo que “es de bien nacido ser agradecidos” y agradeció a los funcionarios presentes, entre ellos a los ministros. Puso en valor al pueblo “que hace un culto de la tradición y la cultura. Esta noche vine a decirles a ustedes, al intendente y a cada uno de los integrantes de la comunidad de Jáchal, muchas gracias por habernos permitido ser parte de una obra pública, pero que en realidad es mucho más que eso. Porque intervinieron arquitectos, la Comisión Nacional de Monumentos Históricos, porque es una obra de arte religiosa, que excede la obra pública de manera fría”.

El primer mandatario dijo además que “tras seis años de ejercicio con el que me honraron los sanjuaninos, cuando miro retrospectivamente, veo que construimos reiterativamente y gracias a Dios y a todos los sanjuaninos y también a los que piensan que en esta provincia hay mucho presente pero también mucho futuro. Cuando miro que hemos construido obras cloacales, de pavimentación, de agua potable, viales, de iluminación, pavimentación, construcción de rutas, obras vinculadas a la infraestructura en Salud, como la construcción del hospital próximo a concluir, además de trabajos vinculados a lo deportivo, quiero ser muy agradecido con cada uno de ustedes, porque es la primera vez, en el devenir del tiempo como en la vida misma. Estoy seguro de poder seguir haciendo las obras mencionadas, sumamente necesarias porque generan igualdad de oportunidades y nos permite pensar en que las mismas condiciones que se dan en los centros urbanos, se dan en los departamentos alejados y los rurales, como este departamento y el mío de origen”.

Finalmente, el gobernador manifestó que “en el tiempo que me quede al frente de la gobernación, esta será la única obra de su tipo en que los jachalleros me permitieron que sea uno de los que aportaron su granito de arena para reconstruir una obra histórica desde lo religioso y lo social, desde lo humano, lo turístico".

A su vez, monseñor Lozano puso en alza el compromiso con lo acontecido agradeciendo al gobernador y a todo su gabinete por "hacer posible esta obra. Gracias por haber recibido el pedido de la gente de Jáchal y de la provincia para volver a tener este templo en San Juan".

A continuación, el intendente Vega agregó: "Un 16 de octubre del año 2018 comenzaba a construirse nuestro templo y a construirse la obra complementaria. Hoy se cumplen exactamente 3 años de aquel día en que comenzaba la ilusión de tener nuevamente nuestro templo. Las puertas de nuestro santuario se abren después de 10 años de permanecer cerradas”.

Agregó: “Gracias gobernador por permitirnos volver a nuestra casa que es un hito de nuestra religión pero también de nuestra cultura. Es un hito a la historia".

Por su parte, Demartini expresó que este es un hecho muy importante para San Juan y para Jáchal. “En el 2018, el Ministerio de Obras y Servicios Públicos llamó a licitación para realizar la obra que comenzó ese mismo año; es una obra de características inéditas, y se contó con la colaboración de la Comisión Nacional de Monumentos y Bienes Históricos de la Dirección de Patrimonio de San Juan”, dijo.

Demartini agradeció la labor de la empresa Ingeniero Julio Nacusi Construcciones SRL, al inspector de la Dirección de Arquitectura, Mauricio Garnieri, a los artesanos jachalleros que colaboraron en la restauración, al municipio y a la comunidad jachalleros.

Para concluir, una vecina del departamento, Lucía Balmaceda, agradeció el apoyo del Gobierno de San Juan por la conclusión del templo. La celebración tuvo su broche de oro con la interpretación de danzas tradicionales por parte del Ballet de Jáchal y la proyección de un espectáculo de fuegos artificiales para todos los presentes.

Además, asistieron al encuentro la presidenta del Concejo Deliberante de Jáchal, Cintia Aballay y concejales; los secretarios de Cultura Virginia Agote, de Medicina Preventiva Matías, Espejo; director de Patrimonio Cultural Jorge Martín; directora de Culto y ONG Liliana Olguín y autoridades militares. En representación de Monumentos y Lugares Históricos, Patricia Ortíz; secretario de Obras Públicas, Alberto Demartini; del Santuario Arquidiocesano San José de Jáchal, Virginia Monfort; ingeniera Mary Saldìvar; arquitecto Ricardo Erce; jefe del Escuadrón 25 de Gendarmería Nacional de Jáchal, René Kujarchik; jefe de la Comisaría 21 de Policía de San Juan; comisario Mayor Silvio Carrizo de la Agencia Regional Cuyo de Policía Federal Argentina; Gabriel Achenbach, jefe de la Delegación San Juan de PFA; reina del Adulto Mayor, sacerdotes y vecinos de la zona.

Datos sobre el templo

Entre las consideraciones que se tuvieron en cuenta para la reconstrucción del monumento histórico, se decidió mantener el frente de la iglesia, el altar y todo lo que es de adobe en el interior.

También se dejó cuatro paneles de importantes dimensiones, de adobe, para que los turistas aprecien cómo era el templo y una excavación hasta llegar al piso original.

Los trabajos de restauración, consistieron en consolidar las estructuras originales que debían ser conservadas, la tecnología elegida para la consolidación de los pilares centrales y de los arcos que componen la estructura central de la nave consistió en reforzar con mallas de fibra de carbono, este sistema permitiría respetar la estructura original sin modificar su naturaleza.

Las obras iniciales del edificio original comenzaron en 1874 y el templo fue inaugurado el 8 de septiembre de 1878. La fachada principal fue afectada por el terremoto de 1894, y su reconstrucción culminó en 1900. El sismo de 1944 ocasionó el derrumbe parcial de la nave central y otros daños, reparados en 1947.

La imagen de San José fue traída del Alto Perú en en 1690 y fue declarado patrono y protector de Jáchal. Uno de sus mayores atractivos es el Cristo Negro de la Agonía, una imagen hecha en cuero negro articulado de tamaño natural que agoniza en Semana Santa.

La nave mayor cubierta por una bóveda, estaba sostenida por dos órdenes de columnas toscanas y arcos de medio punto. Los pisos interiores eran de mosaicos calcáreos blancos y negros colocados en damero. Se agregó en el presbiterio un solado de mármol travertino, el solado del atrio era de piedra natural.

El del patio frentista, que conforma una especie de ágora, era de laja. El conjunto comprendía también una serie de locales anexos de adobe con cubiertas de caña y estructuras de madera y otros de ladrillo con losas de hormigón. El campanil es de estructura sismorresistente, con muros de ladrillo hueco cerámico y estructura de hormigón. Este acobija tres relojes de hierro.

Fuente: Gobierno 

Galería de fotos

Comentarios