Investigación

Velocidad y tasa de contagios de COVID-19: ingenieros sanjuaninos analizaron el impacto de la Fase I

El Dr. Ing. Daniel Patiño y equipo realiza el seguimiento de la evolución temporal del Coronavirus en la provincia y fundamentaron por qué hubiese sido necesario mantener la fase unos días más.
domingo, 6 de septiembre de 2020 07:30

Desde la teoría de sistemas de control, ingenieros sanjuaninos realizan un seguimiento activo de la evolución temporal del coronavirus en San Juan. Tras el brote de casos en Caucete, desde el Instituto de Automática (INAUT- Facultad de Ingeniería de la UNSJ), se concentraron en analizar el impacto de regresar por 15 días a la Fase I, manteniendo el distanciamiento social, preventivo y obligatorio en la provincia.

En ese contexto, resaltaron que el coronavirus, cuando no se lo tiene bajo un control sostenido genera desequilibrio y colapso, como está ocurriendo en varias provincias y destacaron que San Juan está en la etapa inicial de penetración de la pandemia.

“Estimar la velocidad de contagios del Covid-19 es clave, tanto para medir la evolución temporal de la curva de infectados como para ajustar los modelos matemáticos que describen su desarrollo en el tiempo, como lo muestran nuestros trabajos de investigación y los de la comunidad de “Control del brote de Covid-19 desde un enfoque de la teoría de sistemas de control”, que es nuestro campo de conocimiento científico”, detalló el Dr. Ing. Daniel Patiño a Diario La Provincia SJ que impulsa esta investigación.

En sus trabajos que se valen de los datos actualizados y oficiales del Ministerio de Salud Pública, valiéndose de la modelación y simulación computacional, él y su equipo parten de la combinación efectiva de tres herramientas no farmacológicas para controlar el brote del Covid-19: distanciamiento social (que incluye el uso correcto de barbijos y el evitar reuniones sociales y familiares), confinamiento o cuarentena y el testeo masivo de la población (pruebas rápidas e hisopados y la capacidad de los laboratorios para el procesamiento de una gran cantidad de test diarios).  

La teoría de sistemas de control ofrece valiosas herramientas para interpretar la dinámica del coronavirus.

“Estas estrategias no sólo ralentizan la velocidad de contagios, sino que aplicada por un tiempo suficiente es posible “erradicar prácticamente el virus en esa población” volviendo a centrarse principalmente en la contención, cosas que hemos probado en nuestros trabajos de simulación computacional y que de alguna manera han sido validados por las estrategias aplicadas en Dinamarca, China, Uruguay, Paraguay, y provincias como La Pampa”, resalta Patiño.

A su vez, destaca que la efectividad depende de otra combinación de factores no menos importantes. “Uno de ellos es un estado fuerte y un gobierno responsable en el manejo inteligente de la pandemia con medidas de prevención definiendo apropiadamente los períodos de tiempo de cada una de las Fases y realizando una cantidad “apropiada de testeos diarios”. En este sentido, se requiere de suficientes recursos humanos calificados o entrenados, con suficientes insumos y reactivos y disponer de laboratorios con la suficiente capacidad como para procesar más de 15.000 a 20.000 testeos diarios sostenidos en un período de al menos de 4 semanas. Esto hace que esta herramienta sea prácticamente prohibitiva para los países emergentes”, detalló.

El otro factor es el comportamiento social que puede acompañar el cumplimiento de una política o todo lo contrario. “Probamos con evidencia científica y que es matemático: más movilidad en la gente, más contagios; más contagiados más personas que requerirán atención médica; y de esos un porcentaje requerirá de una unidad de terapia intensiva con respirador asistido, estresando todo el sistema sanitario. Esto, como es de prever, si los brotes no son controlados, generará a la larga un colapso de la capacidad sanitaria y saturación de camas de terapia intensiva. Lamentablemente, muchas personas fallecerán por falta de atención médica, como se está produciendo en las provincias de Jujuy, Río Negro, Mendoza y Salta que están al límite de sus capacidades”, reconoció.

Entonces, considerando estas herramientas y en base a los datos oficiales comunicados por el Ministerio de Salud Pública de San Juan, el Dr. Patiño y equipo interpretaron en infogramas la evolución temporal del Covid-19 en San Juan a partir del primer brote en Caucete durante el período de tiempo que ha durado la Fase I. Fueron realizadas con los datos del parte diario al día 04 de setiembre de 2020.

El ingeniero acotó que “debe considerarse que representan una estima de las tendencias, dado que por cada infectado detectado existen en realidad entre 3-7 personas infectadas asintomáticas y con síntomas leves no detectadas”.

Aquí se muestra la velocidad de contagios desde el día en que se detectaron los primeros infectados en la Ciudad de Caucete, "observándose un descenso con una tendencia a continuar disminuyendo, indicando una desaceleración de la velocidad de nuevos casos de contagios por día. Las curvas de color rojo y negro son las tendencias de la velocidad de contagio", marcó el ingeniero.

En esta figura 2 se muestra la cantidad de nuevos casos de infectados por días, "observándose una tendencia a mantenerse en unos 20 contagios por días. En función del grado de apertura y movilidad en las próximas semanas, unos 10 días más, se podrá valorar si dicha tendencia se revierte debido al cambio de Fase. Si la movilidad crece, que de hecho existirá al pasar de la Fase I a la III, se observará un nuevo aumento de los nuevos casos", señaló Patiño. Las curvas de color rojo y negro indican las tendencias.

En la tercera figura, "se ve también el efecto positivo del impacto de la Fase I durante estos 15 días de aislamiento preventivo obligatorio, mostrándose una clara tendencia a la baja en este índice que considera la cantidad de fallecidos y la cantidad de nuevos casos. La curva roja marca la tendencia", mostró.

Esta figura es considerada la gráfica más importante ya que muestra el valor estimado del Ro, es decir la tasa de contagios del Covid-19 en San Juan, el cual describe la intensidad y virulencia de la enfermedad infecciosa. "Se observa una tendencia a disminuir pero con una leve estabilización en un valor de aproximadamente de 1.25. Como puede verse aún es insuficiente el valor alcanzado por el Ro, que con evidencia científica debería de estar por debajo de uno. Esto muestra que el tiempo en Fase I es insuficiente si se pretende aumentar la movilidad pasando a Fases superiores. Lo recomendable es que este índice Ro este por debajo de 1, más recomendable menor a 0.7, para así poder “volver a un estatus similar al previo del brote”, argumentó el especialista.

Explicó además que "en los próximos días seguramente las tendencias se mantendrán pero deberemos estar atentos a estos posibles cambios, los cuales se observarán dentro de unos 10 días al cambio de Fase. Sin embargo, son muy valiosos todos los esfuerzos y acciones que se han ido tomando y se siguen tomando en relación a continuar con la contención en los límites fronterizos de la provincia, el rastrillaje, el aislamiento de conglomerados y la insistencia a que la gente tome conciencia y sea responsable de todas las medidas de distanciamiento, el uso apropiado del barbijo y la higiene personal".

¿Qué tiempo de cuarentena se requiere para lograr resultados efectivos?

“Probamos en nuestros trabajos que una cuarentena con acción temprana de más de tres semanas es clave y decisiva para frenar la velocidad de contagios, ganar tiempo para preparar el sistema sanitario y salvar vidas”, aseguró el Dr. Daniel Patiño, que estuvo junto a su equipo en contacto con especialistas de otros países que también realizan lecturas de la evolución dinámica de la pandemia.

Además, para los especialistas, “una apropiada e inteligente secuencia de apertura y cierre de fases no solo desplaza el pico de la curva de contagios sino que evita el colapso del sistema sanitario. En los resultados recientes que hemos obtenido surge que son necesarios 25 días de sostenimiento en la Fase I al inicio del brote. Eso permite llevar el índice de contagio, el famoso Ro en los modelos matemáticos y pronunciado tanto por los epidemiólogos, por debajo de uno. Este índice en general ha tomado valores entre 3 y 4.5 en países como Italia, China, Brasil y otros países. Eso significa que un infectado puede contagiar de entre 3 a 4 o 5 personas más, dándole una proyección geométrica al crecimiento de infectados. Más aún se han detectado súper contagiadores llegando a contagiar hasta 8 personas”.

El Dr. Daniel Patiño (derecha) y el Dr. Santiago Tosetti (izq.), del INAUT. UNSJ, siguen la evolución temporal de COVID en San Juan.

Esa elevada tasa de contagios que tiene el Covid-19 hace que más del 20% de los infectados requieran de algún tipo de asistencia sanitaria, y de esos un 5% requerirá de una unidad de terapia intensiva, de los cuales un 2% requerirán además respiradores artificiales.

El coronavirus tiene características que otros virus no tienen. Por ejemplo, produce la saturación y colapso del sistema sanitario, haciendo que aumente la cantidad de fallecidos por falta de atención médica. Cansa, agota y angustia a todos los recursos humanos de salud y de seguridad. Hace que las personas mueran solas sin acompañamiento de sus seres queridos. Produce caos y desarmonización en los gobiernos, en el sistema de salud y los de seguridad. También desnuda lo peor de una sociedad, la falta de solidaridad y fraternidad, su egoísmo, la valoración más de la libertad individual que por sobre el bien común, y la economía por sobre la salud y la vida”, acota Patiño sobre el complicado escenario que planteó la pandemia.

Las conclusiones y los resultados arrojados de simulaciones computacionales sobre la evolución temporal del coronavirus en San Juan serán enviadas por los ingenieros sanjuaninos a un Congreso Científico del área para su publicación.  

Comentarios