Salud

Una bebé superó los pronósticos, nació en su casa y su tía fue la partera: "me temblaba todo el cuerpo"

Ivana ayudó a tener familia a su hermana Giuliana quien parió en su casa. La pequeña pesó 2.750 kilos y quedó internada en el hospital.
miércoles, 2 de septiembre de 2020 18:49
miércoles, 2 de septiembre de 2020 18:49

Su nacimiento fue un milagro. Los médicos no creían que podía nacer y su familia ya estaba perdiendo las esperanzas. Sin embargo, la pequeña superó todos los pronósticos y limitaciones y llegó al mundo rodeada del amor de su familia. Quien la recibió fue su tía Ivana, quien con 43 años sintió el orgullo y la felicidad de convertirse en partera por unos minutos.

El hecho sucedió en una casa de calle Aberastain, entre 12 y 13, en Pocito. La bebé pesó 2.750 kilos y tenía fecha de nacimiento para la semana que viene. Sin embargo, su mamá comenzó a tener contracciones cuando había caído la noche de este martes y no hubo tiempo para llegar al hospital. Cuando menos lo esperaban, rompió la bolsa y se encontró con las manos de su tía que la esperaba.

"Fue una sensación innolvidable pero en ese momento fue de muchos nervios. Vivo adelante de la casa de mi hermana y mi mamá me llamó a  los gritos que Giuliana estaba con dolores y si podía llamar a la ambulancia y a la policía pero no venía ninguna de las 2. Luego mi mamá me dijo los dolores seguían más seguidos y que estaba a punto de nacer", comenzó relatando a Diario La Provincia SJ.

En ese instante le dije a su hermana que se acostara en la cama pero ya no podía. Entonces le bajó los pantalones y sin tiempo que perder, la bebé comenzó a aparecer. 

"Le dije que abriera las piernas y vi que iba naciendo. Se la recibo y me andaba el corazón a mil, me tiritaba el cuerpo, transpiraba. Llamamos al 911 y una policía iba dando las instrucciones de lo que se tenía que hacer", destacó Ivana con la emoción que aún conserva de ese momento tan fuerte en su vida.

Cuando llegaron los efectivos de la comisaría 7ma, la bebé ya había nacido y faltaba el corte del cordón umbilical, de lo que se ocupó el enfermero cuando llegó en la ambulancia.  

La bebé rompió con su nacimiento todo pronóstico, no solo de fecha de parto sino de posibilidades de vida. Es que el médico que la había atendido, le había dicho que era varón y que su gestación venía complicada, con lo cual había altas  posibilidades de que naciera sin vida.

"Nos había dicho que era complicado el parto y que podía morir cuando naciera. Si le pasaba algo no me lo perdonaba nunca. Gracias a Dios nació y está bien. Pero la tuvieron que internar y le van a hacer diálisis por el tema del cordón, no se muy bien", señaló la tía. 

Guiliana, mamá de la pequeñita, tiene 26 años y 3 hijos. Por el pronóstico de poca probabilidad de vida, le había comprado poca ropa y de varón. Pero la bebé superó los primeros desafíos que le puso la vida.

"Estamos tranquilas. Con el milagro de anoche, que nos decían que no iba a vivir, y acá está, estamos felices. Más allá de esto está bien y desafió todo", finalizó.

Quienes quieran colaborar con la bebé con ropita y pañales, la familia le agradecería mucho. El teléfono de contacto es 264-5452569.

Comentarios