Historias

Tras un robo, la nueva vida: un abuelo sanjuanino disfruta una mejor casa y pronto será operado

Horacio Salazar tiene 91 años y fue víctima del robo del dinero que con mucho esfuerzo reunió para una cirugía. Su caso generó una campaña que ahora le dio una mejor calidad de vida.
jueves, 17 de septiembre de 2020 19:50
jueves, 17 de septiembre de 2020 19:50

Conmovidos por el robo a Hugo Salazar, un anciano jubilado de 91 años que vive en un humilde rancho en Media Agua, departamento Sarmiento, sanjuaninos solidarios unieron voluntades en una campaña solidaria y lograron recuperar los $45.000 que necesitaba para una cirugía y más. El abuelo había reunido cada peso para operarse del párpado de un ojo que se le cayó e incluso trata de levantarlo pegándolo con cinta adhesiva.

Sus días en un humilde rancho conmovieron a uno de sus vecinos Omar Vaca que, pronto se unió a Fernando Merino y cerca de 40 corazones solidarios que vieron que su situación ameritaba un abordaje más amplio. Don Salazar necesitaba un mejor lugar para vivir ya que su casa tenía el techo de cañas desprendido en varias partes, poniendo en riesgo su vida. Además, en el camino de visibilizar su historia, un médico se ofreció a operarlo sin cobrarle honorarios.

El techo del ranchito en el que vivía don Salazar.

"Es una historia con final feliz; todo se dio a pedir de boca. Se reunieron $60.000 y se depositaron en la cuenta de don Salazar. Quisimos hacer las cosas claras y sus hijos firmaron un acta ante una jueza en la que se comprometían a que se hiciera una obra de construcción, una nueva casita. Uno de sus hijos, Adrián, fue quien estuvo comprometido en levantar lo que hoy es un monoambiente. Nos contaba que desde que puso el techo, Don Salazar entró a su casa y ya no quiso salir", contó Fernando Merino a Diario La Provincia SJ.

El monoambiente tiene baño y una batea para la cocina. Las paredes son de block sismorresistente, lejos del viejo adobe que lo resguardaba en el rancho, y el techo si bien es de caña tiene un soporte de cemento. Ya con luz y agua, el abuelo tiene una nueva vida en su hogar.

La nueva construcción está en el mismo lote que su rancho.

"Al principio estaba incrédulo sobre la ayuda pero fue conociendo cómo se dio todo. Hubo gente que donó desde $50 a $20.000. Todos enviaron mensajes de cariño porque no era dinero que sobraba sino que lo aportaron priorizando a Don Salazar y su salud y necesidades. Ahora, el 30 van a operarlo en el Hospital Marcial Quiroga y esperamos ya solo quede en mal recuerdo", destacó.

Comentarios

Otras Noticias