Historia

Alma, la súper bebé sanjuanina que espera que el presidente sea su padrino

La pequeña nació con más de 4 kilos en mayo pasado y hoy ya pesa 7 kilos. Es la séptima hija mujer de una familia de Rivadavia y para ellos sería un orgullo ese reconocimiento del presidente.
miércoles, 5 de agosto de 2020 16:36
miércoles, 5 de agosto de 2020 16:36

Alma está por cumplir 3 meses de vida. Nació el pasado 15 de mayo en el servicio de Neonatología del hospital Rawson, en medio de estrictos protocolos por la pandemia del coronavirus. La pequeña llegó al mundo con 4.200 kilos y se convirtió en la séptima hija mujer de Yisela Abregó, una joven oriunda de La Bebida, Rivadavia, que sueña con que su bebé sea apadrinada por el presidente Alberto Fernández. 

Mientras la pequeña reposa en los brazos de su mamá, mientras ella le da de amamantar, los recuerdos de cómo fue aquel día de alumbramiento vienen a la memoria. Fue un viernes, con cesárea programada por el riesgo que ambas corrían en la sala de parto. Yisela era paciente de alto riesgo y si bien al momento de parir, la cesárea se complicó con una bajada y subida de presión, los médicos pudieron estabilizarla y hoy puede contar la anécdota, en la tranquilidad de su casa y con la alegría de que la familia pudo finalmente conocer a su hija después de meses sin algún contacto.

"Mi nena nació sanita. Se complicó la cesárea pero me estabilizaron y salí bien. Mi cesárea fue por alto riesgo porque corría riesgo de una hemorragia. En el quirófano se me bajó a 5 la presión y luego subió a 14. Se complicó mucho, me estabilizaron y todo fue muy triste porque quedé internada pero a la vez muy contenta porque tenía a mi hija sanita", expresó la mamá a Diario La Provincia SJ.

Alma tiene 6 hermanas mayores: Yasmín de 16 años, Guadalupe de 11 años, Pía de 10 años, Lourdes de 4 años, Yuliana de 3 años y victoria de 2 años de edad. El nexo con ellas fue inmediato en cuanto se posó en sus brazos, sin embargo con el resto de la familia tuvo que esperar más de 2 meses para conocerlos. 

"Recién la conoció mi familia cuando se habilitaron las reuniones familiares. Todos se pusieron muy contentos cuando la vieron. Es una gordita hermosa que con 2 meses pesa 7 kilos y medio. Es gordita pero sanita, los médicos les hicieron estudios y está bien", señaló.

Hasta ese día, la familia la conocía a la bebé por fotos y videollamadas. No tenía visitas de nadie tanto en el hospital como en la casa. "A pesar de mi gravedad, no pudieron ir al hospital. Después de tenerla estuve internada mucho tiempo en el Rawson", recordó la mamá quien subrayó que fueron tiempos difíciles porque por aquel entonces se había un internado en el área de COVID-19 y se estudiaban casos sospechosos. 

"Cuando ví que habían casos sospechosos, no quería ir a tener familia allá, una por lo que estaba viviendo y otra por la pandemia. Estuve muy mal por todo eso pero por suerte ya pasó", destacó. 

Hoy la flamante mamá quiere que su bebé sea la sobrina de Alberto Fernández, no porque necesite su ayuda sino por el orgullo que eso significa. 

"Me encantaría poder conocerlo. No necesitamos nada ni quiero nada. Sería una experiencia linda para mi y para mi hija. Queremos conocerlo y comunicarnos con él. Sería la segunda sobrina que tendría porque sabemos que la primera nació en Santa Cruz", finalizó.

 

Comentarios

Otras Noticias