Historias

Aitana, la nena sanjuanina que va en busca del milagro en plena pandemia

La pequeña que fue atropellada por un familiar está en el Hospital Garrahan. Atravesará su tercera cirugía esta semana con el propósito de abandonar una traqueotomía.
domingo, 30 de agosto de 2020 12:01
domingo, 30 de agosto de 2020 12:01

El pasado 14 de agosto, Aitana Falcón y su mamá Malena Mercado tomaron esperado vuelo sanitario a Buenos Aires. La pequeña de sólo 3 años va por el milagro de lograr abandonar la traqueotomía y respirar por la nariz. En plena pandemia por coronavirus afronta una etapa decisiva en el Hospital Garrahan.

Aitana y su mamá estuvieron internadas entre febrero y marzo en ese nosocomio, en el marco de ese proceso que tanto esperan que se pueda finalizar con éxito. La pequeña es paciente desde que un 18 de diciembre de 2018, un tío la atropellara al sacar su camioneta marcha atrás de su casa en Caucete. Le pasó por encima con el vehículo y la dejó al borde de la muerte. Ese día marcó una antes y un después en su familia y su mamá se convirtió en una guerrera como ella.  

Aitana y su mamá Malena, a bordo del avión sanitario que las llevó a Buenos Aires.

"Llegamos acá y días después San Juan volvió a Fase 1. Estamos en contacto con nuestros familiares en Caucete y están bien, aislados y cuidándose. Mis hermanos son chicos aún, mi papá que trabajaba en una finca está sin actividad por esta cuarentena y mi mamá atiende una verdulería en su casa con todos los cuidados posibles", destacó Malena a Diario La Provincia SJ. Desde hace tres días, ambas se trasladaron a una habitación de la Casa Garrahan. Con videollamadas y llamadas, están en permanente contacto con quienes las sostienen desde el afecto y la fe.

"Nos vamos a quedar el tiempo que sea necesario. Aitana tenía una prótesis Montgomery que rechazó y la vomitó. Por eso llegamos acá con la presunción que quizás había hecho una buena cicatrización y ya podíamos pensar en descanularla. Pero eso no pasó. En la primera cirugía que tuvo tras este viaje detectaron que hizo una mala cicatrización y en su laringe tenía granulomas. Trataron de desobstruirle todo lo posible", detalló Malena, que aseguró que los resultados no esperados no los desalentaron.

Es que Aitana, como toda una luchadora, afrontó una segunda operación que va teniendo una buena evolución. "Recibió en este tiempo tratamiento con corticoides y antibióticos y si todo va bien, esta semana vuelven a operarla. Tras la segunda intervención me dijeron: "mamá, ya pasa aire para la boca". Fue un avance muy grande".

En cuanto al ánimo de la pequeñita, fue variando ya que no quería volver al quirófano en la primera vez y se mostró muy molesta. Pero en la segunda, ya estaba más tranquila. "Estamos extrañando y las dos, cada una a su manera, nos preguntamos ¿hasta cuándo estos días entre cirugías, hospitales y médicos, lejos de casa? Pero nos rearmamos. Ella me da fuerzas. Le pregunté: "¿sabés por qué estamos acá?" Y me dice: "porque vos querés que respire por la nariz". Sueño con el momento en que ya no tenga la traqueotomía. Ahora, vamos con las primeras estimulaciones para sus cuerdas vocales. Ella es muy chiquita, pero entiende todo. A veces tiene más ganas que otras de colaborar porque no puedo perder de vista que tiene 3 añitos", explicó Malena.

El Hospital Garrahan es un lugar muy contenedor para Aitana, en el que tanto el personal médico como la ambientación de sus salas invitan a jugar. "Ella tiene juguetes hasta en el quirófano. Y eso ayuda bastante. Por mi parte, me hace bien charlar con otras mamás, así sea a 3 metros de distancia y con barbijos y máscaras mediante. Los cuidados son extremos", destaca.

Convivir con el coronavirus

Aitana y Malena tienen muy interiorizado el cuidado contra COVID-19. "Aitana usa su barbijo, sabe que se tiene que cuidar la carita y las manitos y no deja que otras personas la toquen. Hasta es capaz de decirlo. También se impresiona cuando ve a un niño en el piso o haciendo berrinche. "Le va a agarrar coronavirus", me dice. Tiene salidas de nena muy madura. Nos compra con sus ocurrencias y conciencia del cuidado".

Acerca de cómo prevenirse en el ámbito hospitalario cuenta que "he hablado con enfermeras y enfermeros que ya tuvieron COVID. Me cuentan los síntomas, cómo estuvieron y lo superaron. Es frecuente escuchar decir que, pese a los cuidados, podemos contagiarnos. Aiti es de alto riesgo, así que extreman las precauciones con nosotras. Es probable que me quede internada con ella en esta nueva cirugía para evitar salir y exponerme. Los médicos nos cuidan muchísimo".

Sobre el regreso a San Juan, Malena lo ve aún incierto. "El milagro que tanto esperamos se va a dar pero tenemos que confiar en los tiempos de Dios. No volveremos a la provincia hasta que ella esté bien y recuperada. Hasta que consigamos lo que tanto soñamos y es que ella ya no necesite la traqueotomía. Con pandemia o sin pandemia, confío en que lo vamos a lograr".

Comentarios

Otras Noticias