Historia

Policías parteros: ayudaron a dar a luz a una joven en el asentamiento La Paz

El hecho sucedió a las 7 de la mañana en el asentamiento ubicado en Marquezado, Rivadavia. La bebé nació en buen estado y fue trasladada al hospital de Niños.
jueves, 6 de febrero de 2020 09:38
jueves, 6 de febrero de 2020 09:38

Nervios y mucha emoción. Eso es lo que viven por estas horas dos efectivos de las fuerzas policiales a partir de que vivieron una experiencia muy fuerte: ayudar a dar a luz a una joven madre de 21 años. Yésica Tejada y Pablo Rojas son efectivos de la comisaría 34 y fueron los encargados de ayudar a llegar al mundo a una bebé.

Pablo tiene 23 años de edad, es de Caucete, tiene una hija de dos años y hace tres años que forma parte de las fuerzas. Los conocimientos adquiridos durante la etapa de formación para entrar a la policía le fueron de vital ayuda para poder cumplir con su función. 

Todo comenzó esta mañana cuando la mamá de María de los Ángeles Castillo que estaba por dar a luz se acercó a la garita donde estaban los efectivos para pedir ayuda porque su hija estaba por tener familia. El hecho ocurrió en calle Pellegrini y 5, asentamiento La Paz. 

"Nos dijo que su hija sentía muchas contracciones, muy seguidas porque tenía 39 semanas de gestación. Nos pidió ir a verla lo más rápido. Viven a 30 metros de la garita y fuimos inmediatamente. En el momento que fuimos, llamamos a la ambulancia", comenzó a contar lo que vivieron a las 7 de la mañana de hoy, en Radio Sarmiento

Cuando llegaron, vieron que la chica no aguantaba el dolor y le dieron las primeras indicaciones para saber cómo parir. "La tratamos de contener con la agente Tejada. Al cabo de 5 minutos, aproximadamente, no aguantó más. No llegaba la ambulancia y tuvimos que trabajar en el parto", explicó.

A la casa, se acercó un móvil de la Comisaría 34 y le pidieron guantes para trabajar. La mamá de la chica puso agua caliente y comenzaron a traer a la bebé al mundo.

"Ahí recordamos todo lo que nos enseñan en la escuela del tema de parto. La tranquilizamos e hicimos fuerza con la chica para que pudiera salir el bebé. Pusimos una sábana limpia para cuando llegara el bebé fuera en algo limpio y la recibimos. Pedimos instrucciones a la ambulancia a penas nació y nos dijeron que no cortaramos el cordón que ya llegaban para hacerlo ellos", agregó.

Al lugar llegó la doctora Muñoz con la ambulancia y ella cortó el cordón. Rapidamente se trabajó en el traslado al hospital Rawson y allí llegaron en muy buen estado de salud, tanto la joven madre con su pequeña hija a la que pusieron Francesca.

 

Comentarios