¡Felicidades!

Día del cartero: Alejandro, 32 años repartiendo los mensajes más importantes de los sanjuaninos

Con el tiempo su profesión fue cambiando y pasaron de hacer llegar cartas de amor a paquetes de compra online. Cómo es el trabajo de aquellos que tocan a tu puerta y gritan: ¡Carterooooo!.
sábado, 14 de septiembre de 2019 18:08
sábado, 14 de septiembre de 2019 18:08

A pie, en bicicleta o en moto. Con un sol radiante, bajo la lluvia o con el viento más intenso en contra. Durante años, los carteros han sido los portadores de las mejores y peores noticias. Este sábado 14 de septiembre se celebra su día, en honor a Bruno Ramírez, quien en esta fecha, pero de 1771 comenzó a entregar cartas a domicilio en nuestro país.

Repartidores llegan diariamente a todos los puntos de la provincia con el objetivo de mantenernos comunicados. Alejandro Walter Gómez, actualmente es supervisor de los carteros de la sede San Juan del Correo Argentino, y lleva 32 años en la profesión. "Soy sanjuanino, pero entré a trabajar como cartero en Buenos Aires. Estuve dos años recorriéndola a pie con la maleta en el hombro. Después pedí el traslado hacia acá para volver a mi provincia. Si bien las calles de allá son diferentes a estas, el trabajo al final es el mismo, porque lo importante es el diálogo con la gente. Se ha ido perdiendo el contacto que se tenía antes con el cartero que te llevaba la carta de la novia, del novio, de la tía, el tío", recordó para Diario La Provincia SJ. 

Alejandro asegura tener mil anécdotas, pero sobre todo se acuerda de una casa en particular. "Tengo un montón de recuerdos, pero lo más grato que me tocó particularmente en Buenos Aires fue que era cartero de un jugador Xeneize. Yo soy hincha de Boca y le llevaba la correspondencia al Chapa Suñé", compartió. Más allá de los buenos momentos, esta profesión también tiene a sus enemigos íntimos. "Más allá de la inseguridad, toda la vida, desde el primer cartero, el perro nunca nos quiso. Tenemos accidentes cotidianos de mordeduras de perros. Por supuesto hay que andar con cuidado, porque llevamos cosas importantes para la gente", agregó.  

Las cartas de amor se fueron perdiendo, pero otro tipo de envíos revivieron el trabajo del cartero. Solo en Capital, Correo Argentino tiene a 36 trabajadores recorriendo las calles. "El mail nos mató, ya no existe la llamada carta de Doña Rosa. Por ahí hay alguna, pero muy pocas. Lo que más llevamos son vencimientos. Siguen estando los telegramas de despido y las cartas documento. Cuando llevás un telegrama de despido tenés que tratar de poner la mejor cara y decirle que se tranquilice y que todo va a estar bien. Somos portadores de buenas y malas noticias, pero es todo relativo. También llevamos cosas alegres como jubilaciones, un giro que llega desde afuera y por supuesto las compras. "Quiero desearles a todos los carteros del país que tengan un feliz día", sentenció Gómez.

Si esta semana escuchás un grito de ¡¡¡carteroooooooo!!!, te proponemos que le invites un mate y le desees un muy feliz día.  

 

Comentarios

Otras Noticias